Cáncer de páncreas

¿Qué avances hay en los tratamientos para el cáncer de páncreas?

En la actualidad existen muchas investigaciones enfocadas en buscar mejores tratamientos para el cáncer de páncreas. ¿Los objetivos? Optimizar la cirugía y la radioterapia, y, en dependencia de la etapa del cáncer, lograr la combinación más acertada de tratamientos.

Cirugía

Un nuevo método permite realizar la cirugía laparoscópicamente en algunos de los principales centros de cáncer.


Para ello, el cirujano hace pequeñas incisiones en el vientre en lugar de una grande. Luego se introducen instrumentos quirúrgicos largos y delgados y una diminuta cámara de vídeo a través de estos cortes para realizar la operación.

Las ventajas de esta operación son palpables, ya que las personas a menudo se recuperan de la misma con más rapidez. Sin embargo, es una cirugía compleja. Aún se valoran los pros y contras de este procedimiento en comparación con el tradicional y qué pacientes podrían beneficiarse más del mismo.

Radioterapia

Existen opciones contempladas en diferentes estudios, que incluyen la radioterapia intraoperatoria. Esta consiste en una sola dosis grande de radiación administrada a las áreas del cáncer en el quirófano al momento de la cirugía.

También se está valorando la radiación con rayos de protones, para la cual se utiliza un tipo especial de radiación que podría causar menos daño a las células normales adyacentes.

Quimioterapia

En el caso de la quimioterapia, se valora la combinación de gemcitabina con otros medicamentos para extender la vida del paciente.

Terapias dirigidas

Muchos tipos de células cancerosas, incluyendo las del cáncer pancreático, contienen ciertas proteínas sobre su superficie que estimulan su crecimiento. A estas se les llama receptores del factor de crecimiento.

En este momento están bajo estudio varios medicamentos dirigidos al receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR). Uno de ellos, conocido como erlotinib (Tarceva), ya ha sido aprobado para su uso junto con la gemcitabina.

Por otra parte, todos los cánceres dependen de nuevos vasos sanguíneos para obtener los nutrientes para su crecimiento. Para bloquear el crecimiento de estos vasos y con esto destruir el tumor por falta de nutrición, los científicos han elaborado medicamentos contra la angiogénesis. Estos medicamentos se están probando en estudios clínicos para pacientes con cáncer de páncreas.

Inmunoterapia

Según la American Cancer Society, algunos estudios de los tratamientos en terapias inmunitarias han mostrado resultados prometedores.

Tal es el caso de las vacunas para estimular la respuesta inmunitaria del cuerpo ante las células cancerosas del páncreas. Estas, contrario a las vacunas contra las infecciones, están diseñadas para ayudar a tratar, no prevenir, el cáncer de páncreas. Una de las posibles ventajas de estos tipos de tratamientos es que suelen tener muy pocos efectos secundarios.

Terapia según el paciente

Existen algunos medicamentos que parecen surtir mejor efecto si se pueden encontrar ciertos tipos de mutaciones en los tumores de los pacientes.

Por ejemplo, el erlotinib puede ser más eficaz en las personas cuyos tumores tienen un cambio particular en el gen EGFR. Así también pudieran existir algunas alteraciones genéticas que afectan el rendimiento de la gemcitabina en determinado paciente.

Por eso identificar marcadores que pueden predecir el rendimiento de un medicamento antes de ser administrado es una importante área de investigación dentro de los tratamientos para el cáncer de páncreas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba