Cáncer de páncreas

Síntomas del cáncer de páncreas

El páncreas es un órgano de forma triangular ubicado en la parte central y más profunda del abdomen, entre el estómago y la columna. Está dividido en tres partes:

  • La porción más grande, que se coloca en contacto directo con el duodeno y se llama cabeza.
  • El del medio, que se encuentra en una posición intermedia y toma el nombre de cuerpo.
  • El más delgado y distal, en contacto con el bazo, que se llama cola.

El páncreas tiene una doble función, endocrina por un lado y exocrina por el otro. El primer término se refiere a su capacidad para secretar al torrente sanguíneo las hormonas que sintetiza (insulina y glucagón que permiten la regulación del azúcar en sangre), mientras que la función exocrina consiste en la producción de enzimas digestivas que se colocan directamente en el tracto digestivo, favorecen y condicionan el proceso digestivo junto con la bilis.


Síntomas característicos del cáncer de páncreas

Un diagnóstico precoz de cáncer de páncreas es extremadamente difícil, ya que los síntomas iniciales de la enfermedad son en su mayoría poco específicos, difíciles de interpretar y fácilmente atribuibles a otros procesos mórbidos. De hecho, los pacientes generalmente refieren la aparición gradual de trastornos como la anorexia, un estado de malestar general, náuseas, fatiga y dolor de estómago o de espalda con pérdida de peso, y esto particularmente en las etapas más avanzadas de la enfermedad.

El dolor medio gástrico es un síntoma común en el cáncer de páncreas, con irradiación en la zona media del abdomen o lumbar. La presencia de dolor de espalda es motivo de especial preocupación, ya que con mayor frecuencia indica una invasión del tumor del plexo nervioso esplácnico, que se encuentra en esta zona. El dolor suele ser constante y progresivo con el tiempo, especialmente después de una comida o al acostarse en la cama por la noche.

La pérdida de peso puede estar relacionada en parte con la anorexia asociada con el cáncer, pero esencialmente con la malabsorción subclínica causada por insuficiencia pancreática exocrina debido a la obstrucción del conducto pancreático por el tumor. Por estas razones, los pacientes a menudo se quejan de diarrea y heces grasosas malolientes. 

Las náuseas y la saciedad tempranas debidas a la obstrucción gástrica o al vaciamiento gástrico retardado por el tumor también pueden contribuir a la pérdida de peso. En muchos casos existe la aparición de diabetes que es difícil de controlar; meses antes de que se descubra el cáncer, por lo que se debe considerar la sospecha de cáncer de páncreas en pacientes mayores de 70 años con un nuevo diagnóstico de diabetes y sin otros factores de riesgo para esta enfermedad.

El signo más característico del cáncer de cabeza de páncreas es la ictericia obstructiva indolora. De hecho, los pacientes pueden presentar como únicos signos clínicos las heces alcohólicas (blancas), la orina oscura y una irritante picazón en la piel, antes de que ellos o los miembros de su familia puedan notar un cambio en el color de la piel. 

Los médicos generalmente pueden reconocer la ictericia clínica cuando la bilirrubina total alcanza 2.5-3 mg%, mientras que los pacientes o sus familiares generalmente no notan ictericia clínica hasta que la bilirrubina total alcanza 6-8 mg%. En muchos casos, un estado depresivo precede a la aparición de los síntomas clínicos de la enfermedad, así como tromboflebitis migratoria (signo de Trousseau) o trombosis venosa (síndrome paraneoplásico).

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba