Cáncer de pulmónCánceres

Conversando sobre cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Se produce cuando hay un crecimiento desordenado de células malignas en este órgano.

Así compartió en entrevista para BeHealth el Dr. Robert Hunter Mellado, Hematólogo Oncólogo del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (CCCUPR), quien agregó al respecto interesantes datos sobre el comportamiento de esta condición en la isla.

Factores de riesgo

Fumar es el principal factor de riesgo de cáncer de pulmón, ocasionando alrededor del 85% de las malignidades. El incremento a nivel mundial del uso del tabaco se ha visto reflejado en las estadísticas de esta condición, tanto es así que “a principios del siglo XIX, en estudios de autopsia solamente el 1% de los cánceres se originaban en el pulmón y hoy en día es la segunda causa en muchos países”, destaca el doctor Hunter.

A este factor se suma la exposición al humo de segunda mano y a algunos químicos considerados agentes cancerígenos como asbesto y radón.

El primero fue muy utilizado a inicios del siglo XX en la construcción de barcos y edificios para retrasar el fuego; sin embargo se prohibió su empleo desde 1960. Mientras la acumulación de radón, un gas radiactivo, es frecuente en espacios soterrados, y las personas expuestas a él durante un largo periodo de tiempo pueden desarrollar cáncer de pulmón.

Según el oncólogo, el otro 3 o 4% de los casos se debe a condiciones hereditarias.

Algunos estudios confirman que existen productos de vitaminas con la capacidad de incrementar el riesgo de cáncer en los fumadores. Por ejemplo el beta-caroteno y la vitamina E.

Por otra parte, si bien el reciente uso del vamping o vapeo entre la población joven en Estados Unidos y Puerto Rico no es una causa directa de cáncer de pulmón, sí es capaz de ocasionar otros problemas serios de salud.

Estadísticas en Puerto Rico

El consumo de cigarrillo ha disminuido radicalmente en Puerto Rico y con ello el número de casos de cáncer de pulmón.

“Hace unos 10 años entró en vigor una ley dirigida a la restricción de los espacios para fumadores. Eso y un incremento radical en los impuestos al cigarrillo, hace más difícil a los jóvenes con salarios mínimos adquirirlo”, destaca el especialista.

Ahora en la isla este tipo de cáncer es la quinta causa de muerte y se registran unos mil casos al año; situación diferente a la de Estados Unidos, donde es la segunda o tercera causa.

En cuanto a la incidencia, es el tercero más diagnosticado en hombres (6.2%) y el quinto en mujeres (4.2%).

Tipos de cáncer de pulmón

El 98% de los cánceres de pulmón se pueden dividir en tumores de células no pequeñas (70%) y los de células pequeñas (30%), ambos asociados a fumar. Al respecto el doctor Hunter resalta la relevancia de esta clasificación en la práctica para determinar las opciones de tratamiento.

A su vez, dentro de los cánceres de pulmón de células no pequeñas, existen otras subdivisiones que cada día se simplifican mucho más en cánceres escamosos o no escamosos.

El otro 2% tiene una clasificación más miscelánea en tumores neuroendocrinos, linfomas, carcinoides y ciertas histologías de variadas características. Una de ellas es la no asociación con el tabaquismo, y la otra es su tratamiento, totalmente distinto al tradicional de cáncer de pulmón.

“Este algoritmo nos permite clasificar el tumor basándonos en diferentes mecanismos de estadio, determinar qué pruebas deben hacerse adicionales al tejido para definir el tratamiento y si hay que realizar estudios de cerebro, de hueso o de hígado”, asegura el galeno.

Síntomas

La sintomatología depende del tamaño de la masa tumoral, su localización y extensión. Algunos tumores surgen en el pulmón y luego se expanden a otras partes del tórax, como los nódulos linfáticos, el mediastino o alrededor de la tráquea.

El doctor Hunter refiere que manifestaciones clínicas como falta de aire, tos, esputo con sangre pueden estar asociadas a una masa tumoral localizada cerca de un bronquio. En caso de esta obstruir el bronquio, las posibilidades de presentar pulmonía obstructiva son mayores.

“Además de las condiciones respiratorias, existen tumores que comprimen la vena cava y la aorta, estructuras ubicadas en el medio del tórax, y pueden surgir problemas del retorno venoso al corazón, lo que causaría hinchazón de la cara, el cuello o el brazo”, advierte el especialista en Oncología.

Otros tumores se localizan en la parte superior del pulmón y pueden comprimir nervios de la axila o el cuello.

Hay también efectos distantes relacionados con sustancias que secreta el propio tumor, a esto se le llama síndrome paraneoplásico. Pueden ser muy variables, desde aumentar el nivel de calcio, bajar el sodio, así como ocasionar algunas condiciones neurológicas como neuropatías.

Pruebas iniciales y diagnóstico

Ante la existencia de una sospecha se comienza con una placa de pecho. Si se tienen dudas se realiza una tomografía computarizada, la cual ofrece datos como la anatomía del tumor, el tamaño, la ubicación, los órganos cercanos, y, además, puede dar información de los nódulos linfáticos.

También se efectúa un examen físico en busca de adenopatías. Existen pacientes con nódulos en el área clavicular, en la axila o la piel, además del hígado agrandado.

El doctor Hunter sostiene que “las pruebas son importantes para el siguiente paso, porque existen tumores muy grandes, en los que la parte interna se necrosa, y para establecer un diagnóstico de cáncer se necesita un tejido viable”.

Una vez realizadas estas pruebas iniciales, se procede a hacer una biopsia de la masa primaria, dirigiendo una aguja al área del pulmón. Con ello se establece si hay un diagnóstico de malignidad.

Mensaje para los fumadores

Dejar de fumar sería lo lógico, pero esta es una adicción difícil de abandonar. Existen modalidades para ayudar a dejar el cigarro, entre ellas algunos reemplazos de nicotina, acupuntura, psicoterapia. Esto es más relevante si consideramos que el fumar no está solo relacionado con el cáncer de pulmón, sino también con otros tipos de cáncer como el de lengua, cuello, faringe y páncreas”, advierte finalmente el galeno.

En caso de que se decida continuar fumando, es aconsejable realizar pruebas una vez al año para detectar a tiempo cualquier indicio de cáncer de pulmón.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba