*Apoyado por MerckCáncer renal

Vivir con cáncer renal: ¿cómo conseguir ayuda?

Después de que el médico anuncia la existencia de una enfermedad grave y preocupante, a menudo hay pánico. El cáncer de riñón no es una enfermedad común, pero ¿por qué yo? Surgen muchas preguntas y se agitan en la cabeza en relación con la familia, el futuro… Aquí están nuestros consejos, para vivir mejor con esta enfermedad.

Vivir con cáncer renal: ¿cómo conseguir ayuda?

Los factores de riesgo que se sabe que están involucrados en el desarrollo del cáncer renal incluyen el tabaquismo y la hipertensión arterial, junto con los medicamentos antihipertensivos.

También se cree que hay otros factores implicados, como la obesidad, la exposición prolongada y permanente a ciertos productos.

El cáncer renal puede ser asintomático durante mucho tiempo. El descubrimiento es a menudo inesperado después de un chequeo renal.

Tratamientos y pronóstico

La cirugía es el tratamiento de elección, cuando el estado de salud del paciente lo permite, pero también cuando las indicaciones y condiciones se cumplen bien. Consiste en extraer el riñón en cuestión; el paciente puede vivir muy bien con un solo riñón, pero los controles y la vigilancia médica deben ser estrictos y regulares.

El pronóstico del cáncer de riñón depende esencialmente del estadio de evolución en el momento de su descubrimiento, así como del estado general del paciente. Así pues, es difícil anunciar el pronóstico, el tratamiento adecuado y la tasa de supervivencia, sin conocer el tamaño del tumor, su extensión, la existencia o no de ganglios, y la existencia o no de metástasis.

El entorno que te rodea

Después del anuncio del médico, a menudo es difícil que el paciente acepte y reconozca la existencia de la enfermedad. El apoyo de un pariente cercano o un miembro de la familia es entonces indispensable, porque cuanto más participe el paciente en la atención y el tratamiento, más eficaz será este.

Aunque el paciente es el principal agente involucrado en la enfermedad, es aconsejable, por lo tanto, buscar ayuda de su entorno y su familia, así como del equipo médico. La ayuda psicológica es indispensable; el paciente puede consultar a un psicólogo para recibir apoyo.

También hay asociaciones o grupos de intercambio que están disponibles tanto para el paciente como para sus familiares. Estos grupos de intercambio suelen estar en estrecho contacto con el equipo médico o los centros de atención y permiten poner al paciente en comunicación con otros pacientes de cáncer de riñón.

Actualmente, los avances médicos han hecho grandes progresos en el tratamiento y el manejo de los cánceres, y han mejorado la calidad de vida de los pacientes al aumentar las tasas de supervivencia. Sin embargo, los tratamientos siguen siendo muy largos y requieren la plena participación y paciencia del paciente y su familia y amigos. Además, aceptar la propia enfermedad no siempre es tan fácil, especialmente cuando la enfermedad causa muchos cambios en la vida cotidiana y en la calidad de vida.

Aquí hay algunos consejos prácticos para ayudarte a vivir mejor con el cáncer de riñón:

  • Comprender tu enfermedad te facilita la participación en las diversas modalidades de tratamiento.
  • Aprender a aceptar y adaptarte a tu enfermedad (antes y después del tratamiento)
  • Saber reconocer tus necesidades e identificar a las personas o cuidadores que podrán ayudarte.
  • Habla de ello, discútelo y compártelo con un ser querido, un grupo para compartir, un grupo de apoyo o un grupo de autoayuda.
  • No dudes en pedir ayuda a un profesional de la salud, un psicólogo, un centro de ayuda, una asociación, etc.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba