Cáncer de Riñón

¿Qué hábitos debe desarrollar una persona con cáncer de riñón?

La vida nos presenta constantemente dificultades, pero la que quizás todos tememos más es la enfermedad. El cáncer renal es una de las enfermedades que más se asocia con fuertes implicaciones físicas y psicológicas. Sin embargo, hay un gran número de personas que se encuentran en la situación de vivir después del cáncer.

Hoy, de hecho, se perfila un panorama que ofrece cifras alentadoras porque la supervivencia a los 5 años del diagnóstico de cáncer está aumentando.

Por eso, unos hábitos de vida saludables son importantes para que te sientas mejor y puedas mejorar tu calidad de vida.

Una buena alimentación

Cuando se tiene cáncer, la alimentación puede verse afectada debido a los efectos del tratamiento como náuseas, pérdida de apetito, así como el aumento o disminución de tu peso. Se recomienda el consumo de pequeñas porciones distribuidas entre 2 y 3 horas. También es importante consumir alimentos con alto valor nutricionales.

Limita el consumo de bebidas alcohólicas

Las Guías Alimentarias para Estadounidenses 2020–2025 recomiendan que los adultos en edad para beber legalmente elijan no beber, o beber con moderación. No consumir alcohol es beneficioso para la salud y, además, puede ayudar a disminuir el riesgo de padecer otros tipos de cáncer.

Realiza ejercicio físico

La recomendación actual es que cualquier persona con cáncer debe intentar mantener la actividad física actual si está activa. Si es sedentario, debe emprender un programa de ejercicios lo antes posible, ya que el sedentarismo disminuye mucho la capacidad de superar la enfermedad y tolerar el tratamiento.

Lleva el control de los efectos secundarios

Cuídate y mantén bajo control los problemas que puedan derivarse de la enfermedad superada o de la terapia. Habla con tu médico, para estar informado sobre los posibles efectos secundarios, incluso a distancia, de tu ruta de tratamiento, y evaluar juntos las mejores soluciones para solucionarlos o prevenirlos.

Cuida tu salud mental

Dado que los pacientes con cáncer tienen una posibilidad real y elevada de sufrir un deterioro de la salud psicológica, además de la física, es importante mantenerse alerta ante los problemas que puedan surgir. Es frecuente que aparezcan trastornos emocionales o sentimientos de ansiedad y tristeza. Recuerda que siempre puedes encontrar ayuda, tanto de la familia como de especialistas en salud mental.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba