Cáncer de Riñón

5 datos que debes conocer sobre el cáncer de riñón

1. ¿Dónde se origina?

El cáncer de riñón generalmente se origina por la proliferación descontrolada de células que recubren el interior de estos túbulos, aunque en ocasiones también puede tener su origen en otros tejidos o en la cápsula que recubre externamente al propio órgano.

2. ¿Quién está en riesgo?

El factor de riesgo principal y más extendido es el tabaquismo: el número de cigarrillos fumados cada día y el número de años de exposición son directamente proporcionales al aumento del riesgo de esta enfermedad.

Otros dos factores de riesgo muy importantes son la obesidad y la presión arterial alta. El tabaquismo y la obesidad juegan un papel predominante en hombres y mujeres respectivamente.

La exposición crónica a algunos metales y sustancias particulares (como el cadmio, la fenacetina y el tricloroetileno) también puede constituir un factor de riesgo, sin embargo, los datos al respecto son actualmente controvertidos.

3. ¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer de riñón localizado no da síntomas específicos y el diagnóstico suele ser incidental, es decir, se produce por casualidad durante pruebas realizadas por otros motivos.

El cáncer de riñón suele ser asintomático si no está avanzado. Hay tres síntomas clásicos: una masa palpable en el abdomen, sangre en la orina (hematuria) y dolor lumbar localizado.

Luego están los llamados síntomas que afectan a todo el organismo y son causados ​​por sustancias producidas por el cáncer de riñón. Estos son, por ejemplo, pérdida de peso, fatiga marcada, fiebre, anemia, hipertensión e hipercalcemia.

4. ¿Cómo se trata el cáncer de riñón?

El tratamiento del cáncer de riñón suele comenzar con la cirugía para extirpar el tumor. En el caso del cáncer que se limita al riñón, este puede ser el único tratamiento necesario. Si el cáncer se ha extendido más allá del riñón, se pueden recomendar otros tratamientos.

5. ¿Cómo puedo prevenir el cáncer de riñón?

El hábito de fumar cigarrillos es responsable de un porcentaje alto de casos.  Por lo tanto, dejar de fumar puede disminuir su riesgo. La obesidad y la hipertensión arterial también son factores de riesgo para el cáncer de células renales. Mantener un peso saludable mediante el ejercicio y una alimentación con un alto contenido de frutas, ensaladas y verduras, también puede reducir su probabilidad de padecer esta enfermedad. Evitar la exposición en el lugar de trabajo a sustancias dañinas, como tricloroetileno, podría también reducir su riesgo de cáncer de células renales.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba