CáncerTratamientos

¿Qué tipos de cáncer son tratados con radioterapia?

Los protocolos de tratamiento de muchos cánceres incluyen la radioterapia. La radioterapia se administra casi siempre después de la extirpación quirúrgica del cáncer, con el objetivo de destruir cualquier célula cancerosa restante en la zona donde se encontraba el tumor primario o donde se han producido metástasis.

Este tratamiento se denomina adyuvante, mientras que el neoadyuvante es el que tiene como objetivo reducir el tamaño del tumor primario antes de la cirugía. La radioterapia también puede utilizarse para reducir el tamaño del tumor con fines paliativos, por ejemplo en el caso de las metástasis óseas, o como tratamiento principal para tumores específicos, como los de cabeza y cuello o el recto.


¿Quién recibe radioterapia?

Más de la mitad de las personas con cáncer reciben tratamiento de radiación. A veces, la radioterapia es el único tratamiento contra el cáncer que se necesita y a veces se usa con otros tipos de tratamiento. La decisión de usar radioterapia depende del tipo y etapa del cáncer, y de otros problemas de salud que un paciente pueda tener.

Tipos de cáncer que son tratados con radioterapia

La radioterapia de haz externo se usa para tratar muchos tipos de cáncer.

La braquiterapia se usa con frecuencia para tratar cánceres de cabeza y cuello, de seno, cuello uterino, próstata y de ojo.

La radioterapia sistémica usa yodo radiactivo, o I-131, se usa con más frecuencia para tratar ciertos tipos de cáncer de tiroides.

Otro tipo de radioterapia sistémica, llamado terapia dirigida radionúclida, se usa para tratar algunos pacientes con cáncer avanzado de próstata o con tumor gastroenteropancreático neuroendocrino tumor gastroenteropancreático neuroendocrino (GEP-NET). Este tipo de tratamiento puede también referirse como radioterapia molecular. 

Cómo se usa la radiación con otros tratamientos de cáncer

Para algunas personas, la radiación puede ser el único tratamiento que necesitan. Pero, en la mayoría de los casos, es posible tener radioterapia con otros tratamientos para el cáncer, como cirugía, quimioterapia e inmunoterapia. La radioterapia puede administrarse antes, durante o después de estos otros tratamientos para mejorar las posibilidades de que el tratamiento funcione. El tiempo de administración de la radioterapia depende del tipo de cáncer que se está tratando y de si el objeto de la radioterapia es tratar el cáncer o aliviar los síntomas.

Cuando la radiación se combina con la cirugía, puede administrarse:

  • Antes de la cirugía para que la radiación reduzca el tamaño del cáncer y que pueda extraerse por cirugía y tenga menos probabilidad de regresar.
  • Durante la cirugía, para que la radiación vaya directamente al cáncer sin pasar por la piel. La radioterapia que se usa de esta manera se llama radiación intraoperativa. Con esta técnica, los médicos pueden proteger con más facilidad los tejidos normales cercanos a la radiación.
  • Después de cirugía, para destruir células cancerosas que pueden haber quedado.

Fuente: NIH y American Cancer Society

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba