*Apoyado por LeucemiaLeucemia

Relación entre la leucemia y el bazo agrandado

La leucemia linfática crónica es un tipo de cáncer de la sangre y la médula ósea. Su desarrollo suele ser lento y es mayormente predominante en adultos de edad avanzada.

Aunque puede no presentar síntomas durante muchos años, cuando estos aparecen puede incluir inflamación de los ganglios linfáticos, fatiga y aparición de hematomas con facilidad. 

De acuerdo a la proliferación de la leucemia linfocítica crónica, puede dividirse en diferentes estadios y afectar diferentes zonas del cuerpo.

Los especialistas podrán apoyarse en diferentes pruebas de diagnóstico para determinar el estadio del cáncer teniendo en cuenta dónde se encuentra ubicado y si se ha diseminado y hacia donde lo ha hecho.

Era información exacta sobre el estadio en el que se encuentra cada paciente permite ofrecer un tratamiento acorde a sus necesidades brindando un mejor pronóstico de vida al paciente con esa condición.

En general se puede destacar que quienes reciben un diagnóstico en un estadio más temprano tienen una mejor supervivencia a largo plazo. En el caso particular de la CLL si la condición proliferé con el paso del tiempo el estadio puede cambiar. 

Sistema de determinación de estadios Rai

Este sistema de determinación de estadios califica la CLL en cinco estadios distintos, desde 0 a IV y lo hace ten cuenta si el paciente presenta o no alguno de los siguientes trastornos:

  • Linfocitosis, se evidencian niveles altos de linfocitos en la sangre
  • Linfadenopatía, el paciente tiene ganglios linfáticos agrandados
  • Esplenomegalia, que es un bazo agrandado
  • Anemia, niveles bajos de glóbulos rojos
  • Trombocitopenia, niveles bajos de plaquetas
  • Hepatomegalia, hígado agrandado

Agrupación de estadios Rai

La American Society of Clinical Oncology describe cada estadio de la siguiente manera:

Estadio 0: El paciente tiene linfocitosis con más de 5000 linfocitos por microlitro de sangre, pero ningún otro signo físico.

Estadio I: El paciente tiene linfocitosis y ganglios linfáticos agrandados. El paciente no tiene el hígado ni el bazo agrandados; tampoco tiene anemia ni niveles bajos de plaquetas.

Estadio II: El paciente tiene linfocitosis y el hígado y/o el bazo agrandados, y puede o no tener ganglios linfáticos inflamados.

Estadio III: El paciente tiene linfocitosis y anemia. El paciente puede o no tener ganglios linfáticos inflamados, y el hígado o el bazo agrandados.

Estadio IV: El paciente tiene linfocitosis y niveles bajos de plaquetas. El paciente puede o no tener ganglios linfáticos inflamados, el hígado o el bazo agrandados, o anemia.

De esta manera, se resume a través del cuadro de estadios Rai que en el estadio III el paciente puede presentar un hígado o bazo agrandado, mientras que en estadio I y II esto no se evidencia. A su vez, el estadio III y IV tiene o no la posibilidad de presentar esta sintomatología.

Con información American Society of Clinical Oncology

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba