*StopAlCáncerCervicalCáncer cervical

¿Por qué es importante la vacuna contra el VPH?

Existe una vacuna para prevenir los tipos de virus del papiloma humano (VPH) que causan la mayoría de los cánceres de cuello uterino, así como algunos cánceres de ano, vulva, vagina y orofaringe. Esta vacuna también previene los tipos de VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales.

Importancia de la vacuna contra el VPH

La mayoría de las personas sexualmente activas contraerán el VPH en algún momento de su vida, aunque la mayoría ni siquiera lo sabrá. La infección por el VPH es más frecuente al final de la adolescencia y al principio de la veintena.

Existen unos 40 tipos de VPH que pueden infectar las zonas genitales de hombres y mujeres. La mayoría de los tipos de VPH no causan síntomas y desaparecen por sí solos. Sin embargo, algunos pueden causar cáncer de cuello uterino en las mujeres y otros cánceres menos comunes como los de ano, pene, vagina, vulva y orofaringe (parte posterior de la garganta, incluida la base de la lengua y las amígdalas).

Otros tipos de VPH pueden causar verrugas en la zona genital de hombres y mujeres, llamadas verrugas genitales. Estas verrugas no son mortales, pero pueden causar estrés emocional y pueden ser muy incómodas de tratar. En Estados Unidos, cada año se diagnostica cáncer de cuello de útero a unas 12.000 mujeres y unas 4.000 mueren a causa de esta enfermedad. Casi el 1% de los hombres y mujeres que mantienen relaciones sexuales en este país tienen verrugas genitales en algún momento de su vida.

Eficacia de las vacunas contra el VPH

La vacuna contra el VPH se dirige a los tipos de VPH que más comúnmente causan el cáncer de cuello uterino y pueden causar algunos de los cánceres de vulva, vagina, ano y orofaringe. También protege contra los tipos de VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales. La vacuna es muy eficaz en la prevención de los tipos de VPH seleccionados, así como de los problemas de salud más comunes que causan.

Es menos eficaz en la prevención de enfermedades relacionadas con el VPH en mujeres jóvenes que ya han estado expuestas a uno o más de los tipos de VPH. Esto se debe a que previene el VPH antes de que la persona se exponga al virus.

De acuerdo con los CDC, la protección que ofrece la vacuna es duradera. Los estudios actuales que han hecho un seguimiento de las personas vacunadas durante seis años no muestran evidencia de que la protección disminuya con el tiempo.

Seguridad de la vacuna

La vacuna contra el VPH está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), además los CDC la han aprobado como segura y eficaz. La vacuna se ha estudiado en miles de personas de todo el mundo, y los estudios no han planteado problemas graves de seguridad.

Los efectos secundarios notificados en estos estudios fueron leves, como dolor en el lugar de la inyección, fiebre, mareos y náuseas. Los CDC y la FDA siguen vigilando la seguridad de estas vacunas.

Los desmayos, que pueden ocurrir después de cualquier procedimiento médico, también se han producido después de la vacunación contra el VPH. Estos desmayos son más comunes entre los adolescentes. Dado que pueden provocar caídas y lesiones, los adolescentes y los adultos deben estar sentados o tumbados mientras reciben la vacuna. Sentarse o tumbarse durante unos 15 minutos después de la vacunación puede ayudar a prevenir los desmayos y las lesiones.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba