*SobrevivientesLinfoma

Isabelle Rosa, así venció el linfoma de Hodgkin: “Me hizo crecer como ser humano”

Sufrir cualquier tipo de cáncer jamás es fácil. Aún más, cuando se está en la plena etapa de la juventud. Sin embargo, esto suele ser más común de lo que se imagina. Hoy, en BeHealth, conoceremos el emotivo testimonio de Isabelle Rosa, una sobreviviente de linfoma de Hodgkin que venció a la enfermedad y hoy vive para contarlo.

El caso de Isabelle es bien particular. No solo recibió el diagnóstico tan pronto inició su segunda década de vida, sino que, desafortunadamente, casi no le encuentran esa patología que la afectaba.

“Yo tardé varios años en recibir el diagnóstico. Estuve en exámenes, había estado en oncólogos, me habían hecho un sinnúmero de estudios y no daban con lo que era. Yo sentí una una protuberancia en el área del cuello”, contó.

Hay que recordar que el linfoma no Hodgkin (LNH) es un cáncer del tejido linfático, que se encuentra en los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos del sistema inmunitario. Por lo general, causa algunos síntomas. No obstante, en esta joven paciente no se desarrolló nada más, salvo la protuberancia en su cuerpo.

“Eso es lo curioso. Yo nunca tuve un síntoma adicional de lo que está relacionado con el linfoma Hodgkin, solamente los lóbulos palpables que comúnmente cuando uno tiene una enfermedad o se enferma el sistema inmune, que es el mecanismo de defensa del cuerpo, pues es normal que se te hinchen”, dijo.

El momento del diagnóstico

Luego de que un oncólogo le dijera que no era cáncer si no estrés, y ella decidiera buscar una segunda opinión, encontró la noticia que tanto la atormentaba pero que le daba un parte de tranquilidad para poder iniciar con el tratamiento.

“Fui a un oncólogo después de varios doctores y me dieron un diagnóstico erróneo. Me dicen que fue relacionado al estrés. Luego me hicieron una biopsia que salió negativa. Acudí a otro oncólogo, el cual me refirió a un cirujano oncólogo, el doctor Ángel Rodríguez Rivera, que me hizo otra biopsia y cogió un poco de tejido de cada uno de mis nódulos con todo y eso salió negativo. Luego, al mes realizamos otra biopsia y ahí es que salí positivo a linfoma”, expresó.

El tratamiento

Tras una intervención del doctor Fernando Cabanillas, la paciente logró saber que tenía linfoma no Hodgkin en etapa cuatro que “lo tenía en el mediastino, en el cuello y en el pulmón”, narró. Sin embargo, logró vencer la enfermedad y hoy está viva para llevar un mensaje de inspiración a quienes, como ella, padecen la condición.

“Puedo decir que yo agradezco haber pasado por las situaciones que pasé, por el proceso que pasé. Me hizo crecer como ser humano y ver la vida de otra manera, con propósito y poder también servir de inspiración, de aliento a otras personas que he conocido durante el trayecto con o sin cáncer. El mensaje es a continuar, a dejarles saber que todo pasa y que como dicen por ahí “cuando te tocó, te tocó” y cómo vamos a bregar y cómo vamos a hacerle frente a la situación”, exhortó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba