Cáncer

Diagnosticar cáncer con una sola gota de sangre

El análisis de ADN tumoral en la sangre ofrece nuevas maneras de estudiar y tratar el cáncer metastásico 

Un nuevo estudio científico, publicado el pasado 20 de julio, propone el análisis sanguíneo de pacientes con tumores metastásicos para determinar qué características distinguen su enfermedad y así, habilitar a los médicos diseñar tratamientos personalizados y efectivos. 


La investigación colocada electrónicamente en la revista Nature fue hecha por el equipo del doctor Alexander Wyatt, profesor de cáncer genitourinario en la University of British Columbia y científico investigador sénior en Vancouver Prostate Center, enfocándose en el ADN tumoral circulante (ADNct)

El ADNct es útil para el estudio del cáncer porque es un producto del desprendimiento de células muertas de un tumor en desarrollo o próximo a morir. Así que la secuenciación de estos fragmentos de ADN es valiosa para aprender sobre los procesos de metástasis y encontrar mejores formas de abordarlos. 

«Un objetivo clave en la investigación del cáncer es comprender mejor el cáncer metastásico en cada persona afectada para que podamos seleccionar los mejores tratamientos y evitar dar tratamientos tóxicos a personas que no se beneficiarán», expresó el Dr. Wyatt a Medscape Noticias Médicas.

“Sin embargo, rara vez se realizan biopsias del cáncer metastásico porque son invasivas y tienen riesgos de complicaciones. En el pasado, esta importante barrera ha impedido el estudio generalizado del cáncer metastásico y el progreso hacia un mejor tratamiento de esta enfermedad letal”. Hoy, después de que el Dr. Wyatt y sus colegas compartieron sus hallazgos, el ADNct parece augurar mucho éxito para las “biopsias líquidas” en el estudio de la metástasis.  

En el caso de su investigación, los científicos se limitaron al ADNct en el plasma de pacientes con cáncer de próstata agresivo y resistente a tratamiento. La secuenciación genómica profunda de las muestras demostró que el ADNct proviene de múltiples poblaciones diferentes de células cancerosas

Además, sondearon el desarrollo del cáncer de próstata durante el tratamiento con inhibidores de la vía del receptor andrógeno; una proteína íntimamente ligada al crecimiento de la próstata. Resultó que las poblaciones de células de cáncer de próstata cambian a través del tratamiento y las que tienden a predominar son las proclives a desarrollar resistencia clínica

Por otro lado, analizaron los nucleosomas del ADNct para inferir la expresión del ácido ribonucleico mensajero (ARNm) en metástasis, en conjunto al estudio de biopsias de los pacientes. 

Con este experimento los investigadores determinaron que el tratamiento indujo cambios en la señalización del receptor de andrógeno en las células. De manera que el análisis del ADNct permite conocer los cambios que ocurren a nivel celular en los pacientes con metástasis.

«Desde una perspectiva clínica, esta información adicional se puede usar en nuevos ensayos clínicos que están probando estrategias para dirigir los tratamientos contra el cáncer solo a aquellos cuya calidad o duración de vida mejorará», comentó el Dr. Wyatt. 

«Nuestra investigación aumenta significativamente la amplitud de la información sobre el cáncer que se puede obtener a partir de unas pocas gotas de sangre». 

El estado de las biopsias líquidas

Actualmente la técnica del equipo del Dr. Wyatt está probándose en ensayos clínicos para confirmar su capacidad para detectar resistencia a terapias antitumorales en los pacientes, similar a otras clases de “biopsias líquidas”. 

Una de las más prometedoras es la prueba de sangre Galleri, cuyo rango de identificación incluye hasta 50 tipos de cáncer. Esta prueba diagnóstica cuenta además con una especificidad considerable, ya que ha demostrado una eficacia de 89% en predecir el sitio de origen del cáncer. 

Otra técnica de análisis sanguíneo consiste en un acercamiento distinto: metabolómica por resonancia magnética nuclear (NMR, por sus siglas en inglés). Esta técnica recoge las señales magnéticas de los metabolitos o moléculas que “alimentan” a los tumores para que los científicos puedan identificar el estado de desarrollo del cáncer. 

Por el momento pruebas como estas no se han vuelto rutinarias en la práctica oncológica, pero mientras los científicos continúen explorando sus posibilidades diagnósticas pronto será posible identificar pacientes con cáncer sin necesidad de intervenciones quirúrgicas y, asimismo, generar tratamientos personalizados para cada uno. 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba