*Apoyado por Cáncer de ProstataCáncer de próstata

Estadísticas de cáncer de próstata en Puerto Rico

La próstata es una glándula del organismo masculino del tamaño de una castaña, situada antes del recto. Desempeña un papel importante en las funciones reproductivas, produce y segrega líquido seminal y está influenciado por las hormonas.

El cáncer de próstata es una formación de tejido formada por células que crecen de forma incontrolada y anormal dentro de la glándula prostática y se ha convertido en el cáncer más frecuente en la población masculina de los países occidentales.

En los Estados Unidos, el cáncer de próstata es el cáncer más común en los hombres después del cáncer de piel. Para el año 2020, la Sociedad Americana Contra El Cáncer calcula que en los Estados Unidos:

  • Se diagnosticarán alrededor de 191,930 casos nuevos de cáncer de próstata
  • Se reportarán 33,330 muertes a causa del cáncer de próstata

¿Cuáles son las estadísticas en Puerto Rico?

Datos del Registro Central de Cáncer de Puerto Rico, reflejan que el cáncer en la próstata es el tipo de cáncer más diagnosticado (40%) entre los hombres del país y la causa principal (18%) de mortalidad de cáncer en hombres. No solo la incidencia es alarmante, sino que la tasa de muertes a consecuencia del cáncer de próstata es más alta entre los hispanos puertorriqueños que en cualquier otro grupo de hispanos en los Estados Unidos.

Y según la Organización Mundial de la Salud en el 2020 se diagnosticaron 2,742 casos de cáncer de próstata en Puerto Rico, con 21% frente a otros tipos de cáncer.

¿Quiénes están en riesgo?

Uno de los principales factores de riesgo del cáncer de próstata es la edad: las probabilidades de enfermar son bajas antes de los 40 años, pero aumentan significativamente después de los 50, y aproximadamente dos de cada tres cánceres se diagnostican en personas mayores de 65 años.

Otro factor importante en el cáncer de próstata son, sin duda, los antecedentes familiares: el riesgo de desarrollar la enfermedad es dos veces mayor para quienes tienen un pariente consanguíneo (padre, hermano, etc.) con la enfermedad que para quienes no lo tienen.

La presencia de mutaciones en determinados genes como el BRCA1 y el BRCA2, ya implicados en el cáncer de mama y de ovario, o el síndrome de Lynch (cáncer de colon hereditario no poliposo; HNPCC) también puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata.

No menos importantes son los factores de riesgo relacionados con el estilo de vida: la dieta rica en grasas saturadas, la obesidad y la falta de ejercicio son sólo algunas de las características y hábitos poco saludables, cada vez más comunes en el mundo occidental, que pueden favorecer el desarrollo y el crecimiento del cáncer de próstata.

¿Podemos prevenirlo y disminuir estas cifras alarmantes?

No existe una prevención primaria específica para el cáncer de próstata, aunque hay algunas normas de comportamiento útiles que pueden seguirse fácilmente en la vida cotidiana: aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales integrales y reducir el consumo de carne roja, especialmente si es grasa o está demasiado cocinada, y de alimentos ricos en grasas saturadas.

También es buena idea mantener el peso dentro de la norma y mantenerse en forma haciendo actividad física: media hora al día, aunque sea un paseo rápido, es suficiente.

La prevención secundaria consiste en acudir al médico y, si es necesario, someterse a un examen urológico anual si tiene antecedentes familiares de la enfermedad o si tiene problemas urinarios.

Fuentes: Ponce Health Sciences University, American Cancer Society.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba