behealthoncologia
*Edúcate sobre el cáncer de mamaCáncerCáncer de mamaCánceresPacientes

De la incertidumbre al empoderamiento: la historia de Karen Cintrón contra el cáncer de mama

El cáncer de mama es una enfermedad que impacta profundamente, desde el momento en que recibes el diagnóstico.  Karen Cintrón, una periodista puertorriqueña y sobreviviente de este tipo de cáncer, compartió su valiente historia de superación y lucha. En su relato con BeHealth, Karen narró cómo el diagnóstico le cambió la vida y cómo tomó el control de su situación desde el primer momento.

El cáncer de mama es una enfermedad en la que las células de la mama se multiplican de manera descontrolada. El diagnóstico puede generar incertidumbre y miedo en quienes lo reciben. Para Karen, una mujer activa tanto en su carrera profesional como en su vida familiar, el diagnóstico fue un golpe inesperado que la llevó a cuestionarse: «¿Y ahora qué hago?».

A pesar de no experimentar síntomas evidentes, Karen no subestimó la importancia de los exámenes regulares. A veces se autoexaminaba, pero su ajetreada rutina la llevaba a atribuir cualquier cansancio a la vida diaria. Incluso unas semanas antes del diagnóstico, Karen había asistido a una cita de mamografía de rutina, donde le habían informado de tejido mamario denso y la necesidad de realizar estudios adicionales. Sin embargo, debido a la pandemia y a sus compromisos, no regresó para completar los estudios recomendados.

“Me levantaba temprano, atendía las responsabilidades familiares y trabajaba duro. Quizás sentía un poco más de cansancio de lo normal, pero no lo consideré alarmante”, confesó en entrevista.

La evidencia de un crecimiento anormal en su mama izquierda la llevó a someterse a una biopsia de manera inmediata. Karen compartió que la noticia fue especialmente impactante para ella, dado que su madre había enfrentado el cáncer de mama y había fallecido a causa de esta enfermedad hace 18 años. 

“Mi madre había tenido cáncer de seno y lamentablemente falleció hace 18 años. Cuando me hicieron las pruebas, obtuve resultados negativos en BRCA1 y BRCA2, lo que me proporcionó cierta tranquilidad. Pensé que, dado que era negativa en esas pruebas, estaba bien. Sin embargo, fui sorprendida por el diagnóstico”, compartió la entrevistada.

Karen enfrentó decisiones difíciles sobre cómo abordar su tratamiento. Se le presentaron opciones como la lumpectomía y la mastectomía en el seno afectado. Sin embargo, Karen optó por una mastectomía bilateral debido a su historial familiar.

El proceso fue extremadamente intenso, y Karen enfrentó el miedo con valentía. Su familia, especialmente su esposo e hijo, desempeñaron un papel fundamental en su recuperación. Karen tomó la decisión de seguir adelante con las cirugías y tratamientos necesarios con determinación y confianza.

“El médico mencionó que iba a solicitar una mastectomía bilateral, pero me advirtió que si tenía dudas el día de la cirugía, podría cambiar de opinión. A pesar del miedo, decidí seguir adelante. Me entregué con mucha fe y confianza, viéndolo como el camino que debía tomar para mí misma, mi familia y para seguir viviendo”.

Hoy, Karen continúa con un seguimiento médico constante. Se somete a mamografías cada seis meses, y en su último estudio en agosto, se detectó algo inusual en la misma zona del seno izquierdo afectado. Afortunadamente, la biopsia resultó negativa, pero Karen debe continuar con controles regulares y tomar un medicamento bloqueador hormonal. También se sometió a cirugías adicionales para reducir el riesgo de recurrencia del cáncer, incluyendo la extirpación de sus ovarios y trompas de Falopio.

“Después de enfrentar un diagnóstico y un tratamiento tan duro, la reflexión que puedo compartir y el mensaje que deseo transmitir a las mujeres que quizás están enfrentando un diagnóstico en estos momentos es que no importa en qué etapa te encuentres, en qué momento te encuentres, la conciencia y la prevención siempre deben ser una prioridad”.

“Siempre insto a todas las mujeres a que se hagan mamografías regularmente, y si tienes senos densos, pídele a tu médico que te realice pruebas adicionales, como un ultrasonido, para estar segura. Una simple mamografía a veces no es suficiente para detectar ciertos problemas. Es importante estar al tanto de tus fechas de exámenes y hacer de la detección temprana una prioridad, para evitar llegar al punto en que toda tu vida cambia de la noche a la mañana, y lo único que quieres hacer es luchar por sobrevivir”.

La experiencia de Karen también la llevó a valorar los pequeños momentos de la vida y a destacar la importancia del apoyo de la familia y amigos. En momentos de lucha, un sólido sistema de apoyo es esencial.

“Mi esposo y mi hijo fueron un apoyo inmenso durante todo el proceso. Tuvimos que comunicarnos y enfrentar esta situación juntos, y su amor y apoyo incondicionales hicieron una gran diferencia en mi recuperación. Tener un fuerte sistema de apoyo, tanto dentro de la familia como con amigos cercanos, es fundamental para sobrellevar este tipo de desafío”.

En su mensaje final, Karen alienta a las mujeres a superar sus temores y a priorizar la detección temprana. El miedo a una mamografía no debe compararse con el miedo que conlleva un diagnóstico de cáncer. La importancia de la detección temprana no puede subestimarse, y es fundamental para la supervivencia.

Te puede interesar: Respiro en Red: Conectando a personas con herramientas en su lucha contra el cáncer
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba