Cáncer de próstata

Cáncer de próstata: un tumor que ataca el aparato reproductor masculino

El cáncer de próstata es un cáncer que ocurre en la próstata, la cual es una pequeña glándula en forma de nuez en los hombres que produce el líquido seminal que nutre y transporta el esperma.

Según investigaciones realizadas en Mayo Clinic este es uno de los tipos más frecuentes en los hombres. Por lo general, el cáncer de próstata crece lentamente y se limita inicialmente a la glándula prostática, donde puede no causar daños graves.


Síntomas que te avisan de un cáncer de próstata

  • Flujo de orina débil o interrumpido
  • Urgencia repentina de orinar
  • Necesidad frecuente de orinar (en especial, de noche)
  • Dificultad para empezar el flujo de orina
  • Dificultad para vaciar la vejiga por completo
  • Dolor o ardor al orinar
  • Sangre en la orina o el semen
  • Dolor de espalda, cadera o pelvis que no desaparece
  • Disfunción eréctil 
  • Falta de aire, mucho cansancio, latidos rápidos del corazón, mareo o piel pálida a causa de anemia

Formas de diagnóstico del cáncer de próstata

Estas son las pruebas y procedimientos que hacen posible la detección del cáncer de próstata, según el National Institutes of Health (NIH):

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar el estado general de salud e identificar cualquier signo de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se toman datos sobre los hábitos de salud y los antecedentes de enfermedades y tratamientos anteriores.
  • Examen digital del recto (EDR): en este procedimiento el médico o enfermero introduce un dedo cubierto por un guante lubricado en el recto para palpar la próstata a través de la pared del recto y detectar bultos o áreas anormales.
  • Prueba del antígeno prostático específico (PSA): prueba de laboratorio que mide las concentraciones del PSA en la sangre. El PSA es una sustancia que se produce en su mayor parte en la próstata; a veces se encuentra en mayor cantidad en la sangre de los hombres que tienen cáncer de próstata. 
  • Ecografía transrectal: procedimiento por el que se introduce en el recto una sonda del tamaño de un dedo para examinar la próstata. La sonda se usa para hacer rebotar ondas de sonido de alta energía (ultrasonido) en los tejidos u órganos internos, y crear ecos.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM) transrectal: procedimiento que utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Se introduce una sonda por el recto que emite ondas de radio cerca de la próstata. Esto ayuda a que la máquina de IRM tome imágenes más claras de la próstata y el tejido circundante.

Los 7 tratamientos que combaten el cáncer de próstata 

  • Espera cautelosa o vigilancia activa: esto consiste en la observación minuciosa del estado del paciente sin administrar ningún tratamiento, a menos que aparezcan signos o síntomas, o estos cambien. Se administra tratamiento para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.
  • Cirugía: es posible que los pacientes en buen estado de salud con un tumor que solo está en la glándula prostática se traten mediante cirugía para extirpar el tumor.
  • Radioterapia y terapia con radiofármacos: la radioterapia es un tratamiento del cáncer para el que se usan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que se multipliquen. 
  • Terapia con hormonas: es un tratamiento del cáncer para eliminar hormonas o bloquear su acción e impedir la multiplicación de células cancerosas. Las hormonas son sustancias elaboradas por las glándulas del cuerpo que circulan por el torrente sanguíneo.
  • Quimioterapia: es un tratamiento del cáncer en el que se usan medicamentos para interrumpir la formación de células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o al impedir su multiplicación. 
  • Terapia biológica: es un tratamiento en el que se usa el sistema inmunitario del paciente para combatir el cáncer. Se utilizan sustancias elaboradas por el cuerpo o producidas en un laboratorio para impulsar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. 
  • Terapia con bisfosfonatos: los bisfosfonatos, como el clodronato o el zoledronato, disminuyen la enfermedad en los huesos cuando el cáncer se diseminó a estos. 
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba