*Apoyado por LeucemiaCánceresLeucemiaLinfoma

Trasplante de células madre y médula ósea: tipos, riesgos y beneficios

Los trasplantes de células madre se realizan en pacientes en los que se busca restaurar dichas células cuando la médula ósea ha sido afectada por alguna enfermedad, quimioterapia o radiación.

Dependiendo de donde provienen estas células, el procedimiento de trasplante puede recibir alguno de los siguientes nombres:

  • Trasplante de médula ósea (BMT, por sus siglas en inglés)
  • Trasplante de células madre de la sangre periférica
  • Trasplante de sangre del cordón umbilical

Aunque es importante destacar que todo esto en conjunto puede referirse a un trasplante de células madre hematopoyéticas.

Cuando un paciente con alguna condición oncológica recibe dosis elevadas de quimioterapia, a menudo acompañada de radioterapia con el fin de eliminar las células cancerosas, este tipo de tratamiento también puede afectar las células madre en la médula ósea, lo que se denomina mieloablación o terapia mieloablativa.

Poco después del tratamiento, se deben trasplantar células madre con el fin de reemplazar aquellas que fueron eliminadas durante las terapias.

Las células madre de reemplazo se administran a través de las venas como si se realizara una transfusión sanguínea esperando que con el paso del tiempo estas se integren en la médula ósea y comiencen a crecer y a producir células sanguíneas sanas.

Existen dos tipos principales de trasplantes que se denominan en función de quién donó las células madre.

  • Autotrasplante (autólogo): «Auto» significa uno mismo. Las células provienen de la misma persona que recibirá el trasplante, por lo que el paciente es su propio donante.
  • Alotrasplante (alogénico): «Alo» significa otro. Las células madre proceden de una persona distinta del paciente, ya sea un donante relacionado o no relacionado.

Autotrasplante de células madre

En el autotransplante el primer paso que se debe realizar es recolectar las células madre del propio paciente, éstas pueden ser extraídas de la médula ósea o de la sangre y luego son congeladas.

Posterior a esto el paciente recibirá tratamiento con altas dosis de quimioterapia o radioterapia como parte de su terapia mieloablativa  Y después de ello, la Celulas Madre serán descongeladas y se volverán a suministrar al paciente.

Beneficios del autotrasplante

Alcer las propias células del paciente no existe un riesgo de qué las células injertadas presenten algún tipo de rechazo por parte del cuerpo.

Riesgos del autotrasplante

Uno de los posibles desventajas de los autotrasplantes es que al ratón al tomar las células madre para la colección y congelación se pueden mezclar algunas células cancerosas que podrían ser recolectadas y luego retornar al cuerpo.

Además de esto, el paciente seguiría conservando su mismo sistema inmunitario, lo que significa que las células cancerosas pudieran escapar del ataque del sistema inmunitario y volver a aparecer en el cuerpo.

Este tipo de trasplante suele emplearse para tratar determinados tipos de cáncer, linfomas, leucemias y mielomas múltiples.

Trasplantes en tándem (autotrasplante doble)

Llevar a cabo dos autotrasplantes (autólogos) de forma consecutiva recibe el nombre de trasplantes en tándem o autotrasplante doble. En este caso, el paciente recibe dos sesiones de quimioterapia de dosis elevada como terapia mieloablativa, y cada una de ellas es seguida por un trasplante de sus propias células madre.

Todas las células madre que requiere el paciente deben ser recolectadas antes de iniciar el proceso con quimioterapia de dosis elevada y se usa la mitad de todas las células recolectadas en cada uno de los dos trasplantes. 

Los tipos de alto riesgo del neuroblastoma del cáncer infantil y el mieloma múltiple en adultos son cánceres en los que este tipo de trasplante parece mostrar resultados favorables. 

Sin embargo, para algunos médicos, el hecho de realizar un doble trasplante eleva el riesgo de resultados graves.

Alotrasplante de células madre 

En este tipo de trasplante se recurre a células madre de donantes cuyo tipo de tejido coincide con el del paciente y es compatible..

Mucho de los donantes, en la mayoría de los casos, resultan ser familiares, pero puede que se encuentre un donante que cumpla con las condiciones clínicas en la población general mediante el registro nacional de donantes. Sin embargo, esta última alternativa de trasplantes de donantes sin relación familiar puede suponer un riesgo mayor a los casos en los que hay un parentesco.

De acuerdo la American Cancer Society, la sangre extraída de la placenta y el cordón umbilical de los recién nacidos es un tipo de alotrasplante. La pequeña cantidad de sangre que contiene el cordón posee un  alto número de células madre que tienden a multiplicarse rápidamente, por lo que esta puede ser una alternativa para adultos y niños. 

“En 2017, se estimaba que 700,000 unidades (lotes) de sangre de cordón umbilical habían sido donadas para uso público. Y, aún más, se han recogido para uso privado. En algunos estudios, el riesgo de que un cáncer no desaparezca o regrese  después de un trasplante de sangre de cordón umbilical fue menor que después de un trasplante de donante no relacionado”, asevera la American Cancer Society.

Beneficios del alotrasplante de células madre

Las células madre del donante producen sus propias células inmunitarias, las cuales podrían ayudar a eliminar cualquier célula cancerosa que haya quedado tras el  tratamiento de dosis altas. 

Riesgos del alotrasplante de células madre

El trasplante, o injerto, podría no injertar, es decir, las células madre trasplantadas del donante podrían ser propensas a morir o a ser destruidas por el cuerpo del paciente antes de establecerse en la médula ósea. 

El alotrasplante es utilizado para tratar determinados tipos de leucemias, linfomas, mieloma múltiple, síndrome mielodisplásico y otros tipos de trastornos de la médula ósea, como anemia aplásica.

Minitrasplantes (trasplantes no mieloablativos)

En algunos pacientes, la edad o algunas condiciones de salud pueden elevar el riesgo de complicación al ser sometidos a un procedimiento de terapia mieloablativa que elimina toda la médula ósea antes de un trasplante. 

En estos casos, los médicos pueden usar un tipo de alotrasplante que a veces es referido como minitrasplante, recibiendo dosis más bajas de quimioterapia y/o radiación si se compara con un trasplante mieloablativo estándar. 

El objetivo del minitrasplante es eliminar parte de las células cancerosas (lo cual también eliminará parte de la médula ósea), e inhibir el sistema inmunitario justo lo necesario para permitir que las células madre del donante se integren a la médula ósea del receptor.

En este caso, las células tanto del donante como del paciente coexisten en el cuerpo del paciente por algún tiempo tras el minitrasplante y poco a poco, las células del donante toman dominio de la médula ósea reemplazando a las células de la médula ósea propias del paciente, desarrollando así, una reacción inmunitaria al cáncer y ayudando a destruir las células cancerosas.

Beneficios

En el  minitrasplante se utilizan dosis más bajas de quimio y/o radiación. Además, dado que no elimina todas las células madre, los recuentos sanguíneos no bajan tanto.

Riesgos

Puede que esta alternativa no funcione bien en pacientes con demasiadas células cancerosas en el cuerpo o en aquellos con cánceres de rápido crecimiento.

“Algunos estudios han demostrado que para algunos tipos de cáncer y algunas otras afecciones de la sangre, tanto adultos como niños pueden tener los mismos tipos de resultados con un minitrasplante en comparación con un trasplante estándar”, destaca la American Cancer Society.

Trasplantes singénicos (isotrasplantes) de células madre (para quienes cuentan con un hermano mellizo o trillizo)

Este tipo de alotrasplante solo se puede realizar cuando el paciente tiene un hermano idéntico (mellizo o trillizo); debido a su compatibilidad en el tejido. 

Beneficios

En este caso, la enfermedad de injerto-contra-huésped no representará un problema. Tampoco hay células cancerosas en las células madre trasplantadas, como sucedería en un autotrasplante.

Riesgos

Debido a que las células del sistema inmunitario nuevo son tan similares a las del receptor, tampoco se tiene la posibilidad del efecto injerto-contra-cáncer. Se debe intentar eliminar todas las células cancerosas antes de realizar ell trasplante para prevenir que el cáncer regrese (recaída).

Trasplantes de compatibilidad media

Los avances en el campo de la medicina continúan buscando y ampliando las alternativas en el uso de los miembros de la familia como donantes.

«Este tipo de trasplante se denomina trasplante de compatibilidad media (haploidéntico) y se realiza en personas que no tienen un familiar que sea totalmente compatible o idéntico. Esta puede ser otra opción para considerar, junto con el trasplante de sangre de cordón umbilical y el trasplante de donante compatible sin relación familiar (MUD)»,explica la American Cancer Society.

Fuente American Cancer Society

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba