*Apoyado por MielodisplasiaCánceres

¿Cuáles son los factores de riesgo de la mielodisplasia?

Los síndromes mielodisplásicos (SMD) son trastornos de la sangre causados ​​por una anomalía en las células madre de la médula ósea. Estos trastornos clonales, también llamados blastos , reducen la cantidad de células en la sangre, un trastorno llamado citopenia.

Las formas más fuertes de SMD pueden evolucionar hacia la leucemia mieloide aguda, por lo que se denominan síndromes preleucémicos.

¿Qué causa los síndromes mielodisplásicos?

Con algunas excepciones, las causas exactas que conducen a la aparición del síndrome mielodisplásico se desconocen en alrededor del 80 % de los casos. Estudios recientes sugieren que algunas personas nacen con tendencia a desarrollar SMD, pero una predisposición no significa la certeza de la enfermedad, suele ser un factor externo que la desencadena.

Los síndromes mielodisplásicos (MDS), de hecho, no deben considerarse enfermedades hereditarias , incluso si la presencia de algunas enfermedades genéticas hereditarias puede ser en sí misma un factor de riesgo.

Edad avanzada

La edad avanzada es uno de los factores de riesgo más importantes para los MDS. Los MDS son infrecuentes en las personas menores de 50 años, con la mayoría de los casos detectados en personas de 70 a 79 o 80 a 89 años de edad.

Sexo

Los MDS son más comunes en los hombres que en las mujeres. Aunque no se conoce con certeza la razón de esta diferencia, esto podría estar vinculado a que los hombres en el pasado estaban más propensos a fumar o a exponerse a ciertos químicos en el lugar de trabajo.

Tratamiento del cáncer

El tratamiento previo con quimioterapia es otro factor de riesgo importante para MDS. Los pacientes que han sido tratados con ciertos medicamentos de quimioterapia tienen más probabilidades de padecer MDS en el futuro. Cuando un síndrome mielodisplásico es causado por el tratamiento contra un cáncer, se le llama MDS secundario o MDS asociado con tratamiento.

El riesgo de MDS secundario varía en función del tipo y la dosis de los medicamentos. Además, el tipo de cáncer que se está tratando con quimioterapia puede afectar el riesgo de MDS secundario.

Síndromes genéticos

Las personas con ciertos síndromes hereditarios tienen una probabilidad mayor de padecer MDS. Estos síndromes son causados por genes anormales (mutados) que han sido heredados de uno o ambos padres. Algunos ejemplos son:

  • Anemia de Fanconi
  • Síndrome de Shwachman-Diamond
  • Anemia de Diamond Blackfan
  • Trastorno plaquetario familiar con propensión a padecer  malignidad mieloide
  • Neutropenia congénita grave
  • Disqueratosis congénita

Antecedentes familiares

En algunas familias, MDS se presenta con más frecuencia de lo esperado. A veces esto se debe a una mutación genética que es común en la familia , pero en otros casos la causa no es clara.

Tabaquismo

El fumar aumenta el riesgo de padecer MDS. Muchas personas saben que fumar puede causar cáncer de pulmón, pero también puede ocasionar cáncer en otras partes del cuerpo que no entran en contacto directo con el humo. Las sustancias que se encuentran en el humo del tabaco y que causan cáncer son absorbidas por la sangre a su paso por los pulmones. Una vez en el torrente sanguíneo, estas sustancias se propagan a muchas partes del organismo.

Exposición ambiental

La exposición a altas dosis de radiación (tal como ser un sobreviviente de la explosión de una bomba atómica o un accidente de un reactor nuclear) aumenta el riesgo de padecer MDS.

Además, la exposición prolongada en el lugar de trabajo al benceno y a ciertas sustancias químicas utilizadas en las industrias del petróleo y del caucho puede también aumentar el riesgo de padecer MDS.

Fuentes: American Cancer Society

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba