behealthoncologia
*StopAlCáncerCervicalCáncer cervicalPacientes

Empodérate contra el cáncer cervical: diagnóstico y tratamiento

Para reducir el diagnóstico de cáncer cervical en Puerto Rico, que continúa entre los 10 cánceres más comunes y entre 2001 al 2017 registró 3.510 casos, las autoridades en salud insisten en el acceso a pruebas de detección temprana que desempeñan un papel crucial en la identificación de la enfermedad.

Dentro de las pruebas más comunes que tienen los puertorriqueños a la mano está la prueba de VPH y Papanicolaou.

Lee: Cáncer de cérvix: estos son los factores de riesgos a tener en cuenta

En un informe de Mayo Clinic, se  explica  “que la mayoría de las pautas sugieren comenzar a realizar exámenes de detección para el cáncer cervical y cambios precancerosos a la edad de 21 años”.

  • Papanicolaou: Durante esta prueba, el médico utiliza un raspador y un cepillo para recoger células del cuello uterino y se analizan posteriormente en un laboratorio en busca de posibles anomalías. 
  • Prueba de ADN del virus del papiloma humano (VPH): Esta prueba implica analizar las células recolectadas del cuello uterino para identificar la presencia de infección con tipos específicos de virus del papiloma humano que tienen una mayor probabilidad de causar cáncer de cuello uterino.
Conoce: Desglosando el cáncer cervical con la Dra. Maricelly Santiago: causas y diagnósticos

Etapas y tratamientos

American Cancer Society explica que el tratamiento para el cáncer cervical depende de la etapa, pero también podrán influir factores como la localización exacta, el tipo de cáncer (células escamosas o adenocarcinoma), edad, estado de salud, y si desea tener hijos.

  • Etapa IA1: Para las mujeres que desean tener hijos: biopsia de cono (extracción de un tejido anormal en el útero); para quienes no desean tener hijos: histerectomía simple.
  • Etapa IA2: Para las mujeres que desean tener hijos: biopsia de cono y cervicectomía; para quienes no desean conservar fertilidad: radioterapia e histerectomía radical.
  • Etapas IB1 y IB2: Para las mujeres que desean tener hijos: cervicectomía; para las mujeres que no desean conservar fertilidad: radiación e histerectomía radical.
  • Etapas IB3 y IIA2: Quimiorradiación, histerectomía radical y quimiorradiación seguida.
  • Etapas IIB, III, IVA: Quimiorradiación. 
  • Etapa IVB: “En esta etapa, el cáncer se ha propagado de la pelvis a otras partes del cuerpo. La etapa IVB del cáncer cervical generalmente no se considera curable. Las opciones de tratamiento incluyen radioterapia con o sin quimioterapia para tratar de desacelerar el crecimiento del cáncer o ayudar a aliviar los síntomas”, American Cancer Society.

La elección de la prueba más adecuada dependerá de diversos factores, y el médico podrá brindar orientación personalizada basada en la edad, historial médico y otros aspectos relevantes.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba