Cáncer

Educación y entretenimiento en la Séptima Cumbre de Sobrevivientes de SGK

Por: Jackeline Del Toro

Decenas de mujeres que han pasado por la experiencia de tener cáncer de seno coincidieron el sábado pasado, en la Séptima Cumbre de Sobrevivientes celebrada por la Fundación Susan G. Komen, donde disfrutaron de un día repleto de charlas educativas, así como entretenimiento y detalles especiales para ellas.


La actividad que contó con la animación de Saritza Alvarado, tuvo al doctor en hematología y oncología Luis Báez Vallecillo hablando de ‘Lo nuevo en sobrevivencia’; al enfermero y educador clínico David Rosales compartiendo recomendaciones para ‘Reducir la recurrencia’, mientras que la sicóloga Sandra López habló sobre ‘Entendiendo mis emociones ante el cáncer’.

La mañana cerró con el conversatorio ‘Juntas transformamos vidas’, en el que compartieron sus experiencias mujeres recuperadas de cáncer de seno. Entre ellas, la doctora en radiología especializada en la mujer Eva Cruz Jové, quien además preside la Junta de SGK en Puerto Rico; la doctora Jo Ann Santiago, especialista en medicina interna y quien forma parte de la Junta de Directores de SGK; la reconocida locutora Laura Rosado, e Iris G. Ayala, directora de mercadeo de Plaza Las Américas.  

En la tarde, la licenciada en nutrición Sandra Ortiz explicó detalles sobre cómo Cuidar la alimentación luego de un diagnóstico, mientras que la profesora de sexualidad Lourdes S. Soto habló de maneta amena en la charla ‘Yo, mi cuerpo y el sexo’.

La actividad, que se extendió todo el día, contó en su cierre con la actriz Suzette Bacó en su personaje de Doña Soto, quien además de arrancar carcajadas con los consabidos comentarios de una abuela muy  conservadora, logró capturar la atención de los presentes al hacerlos parte de sus comentarios jocosos. Y también habló al corazón de las paciente y recuperadas. “No hay dos como tú en todo el planeta. Aprendan a amarse tal y como son. Con el proceso que han vivido, no le otorguen su paz a nadie. La paz y felicidad, que nadie te la inquiete. Vive cada día como si fuera único. Tienes que sacar momentos para ti y disfrutar lo que te pertenece”, aconsejó.            

Desde temprano, el salón de actividades de Vivo Beach Club abrió las puertas a un ambiente de hospitalidad, hermandad y empatía, en el que las mujeres eran recibidas con un bolso repleto de detalles ofrecidos por los auspiciadores de la velada, una estación de fotos y vídeo, exhibidores, hasta llegar a un salón bellamente decorado con mantelería, detalles y flores rosadas y blancas. Allí se ofrecieron las conferencias, el almuerzo amenizado por el cantante Juan Vélez, quien cautivó con un repertorio variado el cual animó a bailar a las presentes.  

Fue una actividad en la que todas hablaban “el mismo idioma”. Es decir, que conocen lo que es recibir un diagnóstico, enfrentarlo y superarlo, aunque dentro del proceso haya variaciones y experiencias individuales y únicas, por lo que varias destaparon sus cicatrices emocionales y físicas.    

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba