Cáncer de pulmón

Conoce los tipos de cáncer pulmonar

El cáncer de pulmón es uno de los cánceres más comunes a nivel mundial. ¿Sabías que existen diferentes tipos de carcinoma pulmonar? Te contamos sobre esta clasificación.

El cáncer pulmonar se agrupa en dos grandes tipos: cáncer de células pequeñas y cáncer de células no pequeñas. El comportamiento de cada uno de estos subtipos es muy distinto y por ende requieren tratamientos diferentes.

Según las cifras de la American Cancer Society, el cáncer que se presenta con mayor frecuencia en los pacientes es el cáncer de pulmón no microcítico o de células no pequeñas con un 84%. Por su parte, las personas con cáncer de pulmón microcítico o de células pequeñas representan el 13%.

Tipos de cáncer de pulmón

Cáncer de pulmón de células no pequeñas

Este tipo de cáncer está subdividido en tres clasificaciones basadas en el lugar donde aparece el tumor, pueden ser de estructura escamosa o no escamosa. Entre las más frecuentes se encuentran:

  • Adenocarcinoma: este tumor, por lo general, se descubre en las partes externas del pulmón, por lo que suele encontrarse en estadios tempranos del cáncer y ofrece mejores expectativas de vida para los pacientes.
    Las personas más propensas a desarrollar esta condición son las mujeres y es muy frecuente en personas fumadoras o que han fumado.
  • Carcinoma de células escamosas: este cáncer suele ubicarse en la parte central de los pulmones, cerca a los bronquios y suelen ser de lento crecimiento.
    
  • Carcinoma de células grandes: puede aparecer en cualquier parte del pulmón y tiende a propagarse rápidamente, por lo que su tratamiento suele dificultarse. Se denomina así por el tamaño de sus células.

Cáncer de pulmón de células pequeñas

Este tipo de cáncer suele diseminarse más rápido que el de células no pequeñas y se caracteriza por la agresividad del tumor. Debido a su rápido crecimiento, suele responder bien al tratamiento con quimioterapia y radioterapia.

En cuanto al tratamiento de cualquiera de estos tipos de cáncer varían de uno a otro. Sin embargo, te contamos cuáles son las terapias más usadas según el caso. Por ejemplo, los pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas pueden ser tratados con radioterapia, quimioterapia, terapia dirigida, cirugía o una combinación de estas alternativas. Por su parte, el tratamiento para el cáncer de pulmón de células pequeñas es generalmente con quimioterapia y radioterapia. Todo depende el tipo y el estadio del tumor.

De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las personas con mayor riesgo de padecer esta enfermedad son los fumadores activos y pasivos. Cerca del 80% de las muertes por cáncer de pulmón están relacionadas al humo del tabaco. Otra de los factores de riesgo que aumentan el desarrollo de estas condiciones son la exposición a asbesto (trabajadores de minas, molinos, fábricas textiles, etc.), contaminación ambiental y antecedentes familiares.

El cáncer de pulmón por lo general no presenta síntomas, por eso es importante que analices tus factores de riesgo y tomes acción. En caso de tener antecedentes familiares es importante que asistas a controles regulares con el especialista y vigilar de cerca síntomas de alarma como:

  • Tos persistente y con sangre
  •  Dificultad para respirar
  • Dolor de pecho
  •  Pérdida de peso sin causa

La detección temprana de estos tumores es vital para alcanzar mayor control de la enfermedad, por eso es indispensable que revises tu estado de salud y más si tienes antecedentes familiares o eres un fumador activo o pasivo, en cualquiera de las dos condiciones estás en alto riesgo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba