CáncerLeucemiaLinfomaPacientes

Una mujer valiente y feliz: la historia de Zullymar contra la leucemia

Zullymar Maldonado se autodescribe como una nueva mujer, renovada, empoderada y feliz luego de la condición que llegó a su vida hace ya un año. Con apenas 29 años de edad ya ha tenido que vivir el proceso para luchar contra la leucemia y las 69 quimioterapias que conllevó su tratamiento.

Según narró a BeHealth, todo comenzó con fuertes dolores de cabeza que, por algún tiempo, asoció con estrés o resultado del día a día del trabajo.


Sin embargo, cuando los síntomas persistían decidió ir a urgencias donde, a través de exámenes de sangre, descubrieron que su hemoglobina estaba en 8.

El diagnóstico de leucemia

En un monitoreo continuo, la hemoglobina de Zullymar disminuía cada vez más. Así, en un estudio más exhaustivo descubrieron que la joven tenía una leucemia aguda linfoblástica, un cáncer de la sangre y la médula ósea que, por lo general empeora rápido si no se trata. Sumado a ello, también fue diagnosticada con linfoma, un cáncer que se desarrolla en las células blancas del sistema linfático.

Desde su diagnóstico, el 18 de marzo del pasado año, el proceso para Zullymar ha sido, según sus palabras, “bastante complicado y largo”.

Pronto inició con sus quimioterapias, debido a las cuales requirió estar hospitalizada.

Evaluación actual para el trasplante de médula ósea

Actualmente, refirió la joven entrevistada, se encuentra en un proceso de evaluación para determinar si es apta para un trasplante de médula ósea. “Ya voy por mi quinta biopsia de médula ósea para verificar que esté limpia para entonces tomar la decisión”, precisó.

So Zullymar es apta para el trasplante, puede acceder a la lista de espera para el trasplante, debido a que ella no tiene hermanos. En caso de que no sea apta deberá continuar con su tratamiento con quimioterapia, esta vez por vía oral durante dos años más.

El apoyo familiar en el proceso

Zullymar lleva ya dos años casada y contó a BeHealth cuán importante rol jugó su esposo como pilar. Y es que, según nos confesó, al enterarse de su diagnóstico creyó que sería el fin de su vida.

“Se me paralizó el mundo, lloré, renegaba”, precisó.  No obstante, decidió imponerse a la situación y decidir no ser víctima de las circunstancias.

“Hay que tomar el control de la vida y decir que el cáncer no es una sentencia de muerte”, compartió.

“El apoyo de familiares y amistades fue primordial, uno no podría continuar un proceso, cualquiera que sea el proceso que uno tenga en su vida”.

Esta actitud positiva le permitió seguir adelante, dejando de lado lo malo y enfrentar el proceso de la mejor manera. Actualmente Zullymar se autodefine como una mujer valiente, resiliente y luchadora.

Además, agregó que ha aprendido que puede “ser un ente de esperanza y de lucha para otros”.

Y es que Zullymar ha tenido la oportunidad de hablar con otros pacientes que, como ella, han vivido el proceso “y ven en mí una motivación”.

“Uno no puede hacer todo solo; está bien necesitar ayuda y también está bien pedirla”, contó Zullymar.

Volver a nacer

Según Zullymar, vivir un proceso así es como volver a nacer, porque se tiene una nueva oportunidad.

“Sea cual sea el diagnóstico, uno siente que lo poquito que haya logrado es para celebrar una nueva vida y nada te puede detener”.

Asimismo, Zullymar confiesa que una de sus metas es seguir ayudando a miles de personas que, como ella, enfrentan un diagnóstico similar. Por ello, actualmente cuenta con un espacio en Instagram donde comparte información sobre cómo ha logrado batallar contra la leucemia y datos importantes sobre la condición.

Y así lo hará, desde la práctica legal, aportando a dicha comunidad que se ha convertido en su familia: “Tengo planes de seguir trabajando en mi ámbito legal pero en la comunidad”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba