Cánceres

Relaciones sexuales después del tratamiento por cáncer de pene

El cáncer testicular ocurre en los testículos, que se encuentran dentro del escroto, un saco de piel floja que se halla debajo del pene. Los testículos producen hormonas sexuales masculinas y espermatozoides para la reproducción.

En comparación con otros tipos de cáncer, el cáncer testicular es poco frecuente. Pero el cáncer testicular es el cáncer más frecuente en los hombres estadounidenses de 15 a 35 años de edad.


En la reciente Newletter de FEFOC, una fundación contra el cáncer con sede en Barcelona, España, se abordó el tema del soporte para pacientes con este tipo de cáncer de otra condición sexual (GB), los cuales han demostrado una fuente muy efectiva para ofrecer información y soporte en diversas enfermedades, como, por ejemplo, en cáncer de mama.

«Con frecuencia la esposa o pareja del heterosexual los acompaña, o bien la relación del grupo respecto a
la pareja femenina es muy frecuente. Los GB se ven bastante coartados para expresarse y, más aún, para acudir con su pareja. ¿Y cómo afrontar la muy frecuente discusión acerca de las relaciones sexuales?».

Investigaciones diversas muestran que, por sus reacciones emocionales y los efectos secundarios de los tratamientos, los GB sienten mucha vergüenza, estigma e incomodidad cuando tienen CP. Vergüenza y estigma que parte del sufrimiento por experiencias homofóbicas y discriminaciones previas. El CP alterará su propia autoestima y la relación con su pareja (espontaneidad, rechazo, depresión y ansiedad).

«Por todo ello, un gran desafío para ellos es encontrar urólogos, radioterapeutas y oncólogos educados en la gran complejidad sensitiva a que se enfrentan los GB con CP. Y grupos de soporte adecuados, en los que se cree un ambiente seguro, confidencial, comprensivo y libre, en el que los GB puedan expresar y discutir su orientación sexual, estilo de vidas, aspiraciones y proyectos», afirmaron.

Relaciones sexuales después del tratamiento por cáncer de pene

El efecto del cáncer de pene (CPE) sobre la relación sexual depende del tratamiento recibido. El médico intenta aplicar el mejor tratamiento que, además, preserve la sexualidad en lo posible.

Según el Cancer Resarch UK y citados por FEFOC, estas son las recomendaciones:

Sexo después de la radioterapia. Puede tomar tiempo la recuperación. La radioterapia puede disminuir la capacidad para tener y/o mantener una erección. También puede afectar los nervios de alrededor durante un tiempo. La inflamación del pene puede dificultar y hacer dolorosa la erección. Pero la mayoría de los efectos adversos suelen desaparecer o mejorar concluido el tratamiento. Así, muchos pacientes pueden recuperar su relación sexual como antes de la radioterapia.

Sexo después de la cirugía. Depende de la modalidad de la cirugía según la localización o extensión del CPE:

  • CPE inicial localizado. La extirpación amplia de la zona afectada no suele modificar la relación sexual.
  • Extirpación de la cabeza del pene, con reconstrucción (glandectomía). Se conserva la capacidad para la erección aunque quizás puede disminuir la sensación sexual.
  • Extirpación de una parte del pene (penectomía parcial). Se puede mantener la relación sexual, siendo posible la erección y orgasmo sin la cabeza del pene. La penetración es posible. Cerca del 50% de hombres así tratados mantuvieron la erección y la relación sexual.
  • Extirpación de todo el pene (penectomía total). Se precisa una adaptación en la manera que se expresa la sexualidad pero se puede desarrollar una relación completa. Es preciso hablar abiertamente con la pareja y buscar los medios para la mutua satisfacción.
  • Después de la reconstrucción del pene (faloplastia). Está indicada cuando ha sido precisa una penectomía parcial o completa. Se realiza después de un tiempo para comprobar si no hay reproducción del tumor. Los cirujanos plásticos utilizan piel y músculos de otras partes del cuerpo del paciente para realizar la faloplastia. Es posible la erección una vez realizada. De hecho, se trata de cirugía mayor que puede tener complicaciones, por lo que es necesario dialogar con el cirujano para conocer las posibilidades y consecuencias.

Fuente: FEFOC


Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba