*Apoyado por Mieloma MúltipleCáncer Mieloma

Radiación para mieloma múltiple: ¿qué tan efectiva es?

El mieloma múltiple es un cáncer que afecta a unas células contenidas en la médula ósea que tienen la función de producir los anticuerpos necesarios para combatir las infecciones: las células plasmáticas. El mieloma múltiple se caracteriza por la producción anormal de una proteína similar a un anticuerpo pero sin sus propiedades inmunológicas de defensa.

¿Cómo se trata?

Aunque no existe una cura, numerosos tratamientos efectivos pueden prolongar la supervivencia y mejorar enormemente la calidad de vida de los pacientes . Para los pacientes con mieloma múltiple asintomático, no hay indicación de ningún tratamiento: en estos casos, el paciente está sujeto a controles frecuentes para comprobar si hay alguna evolución a mieloma múltiple sintomático. Las elecciones terapéuticas iniciales dependen esencialmente de la edad del paciente, de algunas características clínicas y de la presencia de comorbilidades.

¿Qué es la radioterapia?

La radioterapia utiliza rayos de alta energía o partículas para destruir las células cancerosas. Se puede utilizar la radiación como tratamiento en las áreas de los huesos afectadas por el mieloma que no hayan respondido a la quimioterapia u otros medicamentos y que estén causando dolor o que estén a punto de fracturarse. La radiación es también el tratamiento más común contra plasmocitomas solitarios.

Si el mieloma debilita en gran medida los huesos vertebrales (la espalda), estos huesos pueden colapsar y ocasionar presión en la médula espinal y los nervios espinales. Los síntomas incluyen cambios abruptos en la sensibilidad (tales como entumecimiento u hormigueo), debilidad súbita en los músculos de las piernas o problemas súbitos para orinar o evacuar.

El tipo de radioterapia que se utiliza con más frecuencia para tratar el mieloma múltiple o el plasmocitoma solitario se llama radioterapia de rayos externos. La radiación se dirige al cáncer desde una máquina que está fuera del cuerpo. La radioterapia se parece mucho a la radiografía diagnóstica, excepto que cada tratamiento dura más tiempo y el curso del tratamiento puede continuar por varias semanas.

¿Cómo se usa la radioterapia para el mieloma múltiple?

La radioterapia de haz externo se puede usar para destruir grupos de células cancerosas o para tratar áreas de hueso dañadas por mieloma. Matar estas células también puede disminuir el dolor que causan. La radioterapia rara vez es el tratamiento principal para el mieloma múltiple, sino que se usa con otros tratamientos (quimioterapia, cirugía o trasplante de células madre) para ayudar a combatir la enfermedad.

¿Cuándo se recomienda?

Algunas de las razones por las cuales se podría indicar radiación en un paciente con mieloma múltiple son:

  • Disminuye el dolor de huesos que no ha respondido a otros tratamientos.
  • Previene una fractura de hueso.
  • Prevenga el daño de la médula espinal si los huesos de la columna colapsan.
  • Trate un solo tumor de células plasmáticas (plasmocitoma).

¿Es efectiva?

En un estudio de aproximadamente 500 personas con mieloma múltiple, 55 personas recibieron radiación para el tratamiento del dolor. De esas 55 personas que recibieron radiación, el 75% informó que alivió su dolor. Se ha demostrado que la radiación es eficaz para el tratamiento del mieloma múltiple. Estos incluyen casos en los que un tumor presiona la médula espinal, hay dolor óseo debido a un tumor, para prevenir fracturas óseas o para tratar un solo tumor de células plasmáticas.

Fuentes: OncoLink, Sociedad Americana Contra El Cáncer

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba