Cáncer de vejiga

¿Qué es el cáncer de vejiga y cuáles son sus síntomas?

El cáncer de vejiga comienza en las células de la vejiga, órgano hueco que forma parte del sistema urinario, y está situado en la pelvis. Las células de la vejiga a veces sufren cambios que hacen que su patrón de crecimiento o su comportamiento sean anormales. Estas modificaciones pueden dar lugar a la formación de tumores no cancerosos, como los papilomas. También pueden provocar afecciones no cancerosas, como las infecciones del tracto urinario (ITU), comúnmente conocidas como infecciones de las vías urinarias.

Sin embargo, en algunos casos, los cambios en las células de la vejiga pueden causar cáncer de vejiga. La mayoría de las veces, el cáncer de vejiga comienza en las células uroteliales que recubren el interior de la vejiga. Este tipo de cáncer se denomina carcinoma urotelial de vejiga o carcinoma de células de transición de vejiga. Estos representan más del 90% de todos los cánceres de vejiga. A menudo se diagnostican en una fase temprana cuando no han invadido la capa muscular más profunda de la pared de la vejiga.


También pueden aparecer tipos raros de cáncer de vejiga. Algunos ejemplos son el carcinoma de células escamosas y el adenocarcinoma.

Reconoce los síntomas del cáncer de vejiga

El principal síntoma del cáncer de vejiga es la hematuria, es decir, presencia de sangre en la orina, que se produce en aproximadamente el 90% de los pacientes.

El sangrado suele tener lugar al final de la micción. En esos casos la orina suele ser ligeramente rosada, roja oscura o burdeos, dependiendo de la intensidad del sangrado. Es importante señalar que no existe relación entre la cantidad de sangrado y la gravedad del cáncer.

La hematuria puede ser demasiado pequeña para ser vista a simple vista. También es posible que se detengan durante un tiempo y se intercalen con orina de aspecto normal. Por ello, se recomienda consultar al médico en cuanto se detecte la primera hematuria. Esto permitirá realizar las pruebas necesarias para diagnosticar el cáncer de vejiga o, por el contrario, señalar otras enfermedades que también pueden causar hematuria (cálculos renales, infecciones crónicas, cáncer o enfermedades renales, etc.).

Algunas veces, el cáncer de vejiga puede causar cambios al orinar, tales como:

  • Dolor o ardor al orinar
  • Orinar con más frecuencia de lo habitual
  • Tener que levantarse para orinar muchas veces durante la noche
  • Sensación de que necesita orinar inmediatamente, incluso cuando su vejiga no está llena
  • Tener problemas para orinar o tener un flujo débil de orina

Además de estos, otros síntomas de esta condición oncológica en etapas avanzadas son los siguientes:

  • No poder orinar
  • Dolor en un lado de la espalda baja
  • Hinchazón en los pies
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso
  • Dolor en los huesos
  • Cansancio o debilidad
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba