*Apoyado por Cáncer de ProstataCáncer de próstata

Me diagnosticaron cáncer de próstata, ¿qué preguntas hacerle al urólogo?

El cáncer de próstata es el tipo de cáncer más frecuente en los hombres estadounidenses, después del cáncer de piel. Si a usted o a un ser querido le diagnostican cáncer de próstata, una de las primeras cosas que puede hacer es informarse sobre la enfermedad y las opciones de tratamiento disponibles.

Aquí algunas de las preguntas más frecuentes sobre esta condición y sus respuestas:

¿Qué es el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es un cáncer que se produce en la próstata del hombre, una glándula del tamaño de una nuez del aparato reproductor masculino. Está situada debajo de la vejiga, delante del recto, y rodea la parte superior de la uretra, el conducto que vacía la orina de la vejiga. La próstata ayuda a regular el control de la vejiga y produce el líquido seminal que nutre y transporta los espermatozoides. El cáncer de próstata es uno de los tipos de cáncer más comunes en los hombres.

¿Qué causa el cáncer de próstata?

Todavía no se sabe qué causa específicamente el cáncer de próstata, pero hay varios factores de riesgo de la enfermedad, como la edad y el origen étnico.

¿Cuáles son los síntomas o signos del cáncer de próstata?

El cáncer de próstata temprano no suele causar síntomas. Normalmente, se detecta mediante una prueba de PSA o un examen rectal digital.

¿Qué médicos intervienen en el diagnóstico del cáncer de próstata?

Los principales tipos de médicos que tratan el cáncer de próstata son:

  • Urólogos y oncólogos urólogos: cirujanos que tratan las enfermedades del sistema urinario y del aparato reproductor masculino, incluida la próstata, y que tratan el cáncer de próstata extirpando los tumores y el tejido circundante durante una operación.
  • Oncólogos radioterápicos: médicos que tratan el cáncer con radioterapia.
  • Oncólogos: médicos que tratan el cáncer con medicamentos como la quimioterapia o la terapia hormonal.

¿Tiene cura el cáncer de próstata?

Como ocurre con todos los tipos de cáncer, los índices de «curación» del cáncer de próstata describen el porcentaje de pacientes que probablemente permanecerán libres de la enfermedad durante un tiempo determinado. En general, cuanto antes se detecte el cáncer, más probabilidades tendrá el paciente de permanecer libre de enfermedad.

Dado que aproximadamente el 90% de los cánceres de próstata se detectan en las fases local y regional, la tasa de curación del cáncer de próstata es muy alta: casi el 100% de los hombres diagnosticados en esta fase estarán libres de la enfermedad al cabo de cinco años. En cambio, en la década de 1970, solo el 67% de los hombres diagnosticados de cáncer de próstata local o regional estaban libres de la enfermedad al cabo de cinco años.

¿Cuáles son los tratamientos que existen para tratar un cáncer?

El cáncer puede ser tratado con diversas aproximaciones o una sola dependiendo del tipo de tumor, estadio de la enfermedad, edad de la persona, condiciones asociadas a otras enfermedades presentes al momento del diagnóstico y variantes propias características de cada tumor, no todos los tipos de cáncer se tratan igual ni tienen en el mismo abordaje, aunque provengan del mismo sitio anatómico del cuerpo o se les de la misma denominación.

Dentro de las modalidades de tratamiento se incluyen:

Cirugía: Cuando se usa para tratar el cáncer, la cirugía es un procedimiento en el que un cirujano extrae el cáncer de su cuerpo. Existen múltiples aproximaciones y modalidades de intervenciones quirúrgicas que incluyen procedimientos mínimamente invasivos o cirugías más extensas dependiendo de la localización y extensión de la enfermedad

Radioterapia: La radioterapia es un tipo de tratamiento del cáncer que utiliza altas dosis de radiación para destruir las células cancerosas y reducir los tumores. Por lo general este tipo de radiación se aplica a través de maquinas especiales que dosifican la dosis apropiada sobre un área determinada del cuerpo

Quimioterapia: La quimioterapia es un tipo de tratamiento contra el cáncer que usa medicamentos para destruir las células cancerosas. Esos medicamentos pueden aplicarse por vía endovenosa, intramuscular, por vía oral o subcutánea, en ocasiones involucran varios medicamentos aplicados en secuencias y días específicos otras veces solo incluye un medicamento que debe tomarse de forma permanente

Inmunoterapia: La inmunoterapia es un tipo de tratamiento contra el cáncer que ayuda a su sistema inmunológico a combatir el cáncer. La mayoría de estas terapias son de aplicación endovenosa o subcutánea. Estos medicamentos pueden aplicarse solo o en combinación con la quimioterapia o terapias dirigidas

Terapia dirigida: La terapia dirigida es un tipo de tratamiento del cáncer que se enfoca en los cambios en las células cancerosas que las ayudan a crecer, dividirse y diseminarse. Para estos tratamientos en ocasiones se emplean medicamentos denominados inhibidores de tirosin quinasa o anticuerpos monoclonales, estos medicamentos pueden ofertarse solos o en combinación con la quimioterapia convencional

Terapia hormonal: La terapia hormonal es un tratamiento que retarda o detiene el crecimiento de los cánceres de mama y próstata que usan hormonas para crecer. 

Trasplante de células madre: Los trasplantes de células madre son procedimientos que restauran las células madre formadoras de sangre en pacientes con cáncer que han sido destruidas por dosis muy altas de quimioterapia o radioterapia. Hay diferentes tipos de trasplantes e indicaciones precisas para los mismos.

Terapia con radiofármacos o radioisótopos: Los radiofármacos son compuesto radiactivo utilizado para el diagnóstico y tratamiento de algunas enfermedades.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios del tratamiento del cáncer de próstata?

Cualquier tipo de tratamiento para el cáncer de próstata, incluida la vigilancia activa, conlleva posibles riesgos y efectos secundarios. Entre ellos se encuentran la incontinencia, los problemas urinarios, la disfunción sexual, los sofocos, las náuseas y la fatiga. También son posibles otros efectos secundarios, como los cambios intestinales, dependiendo del tipo de tratamiento. Algunos de ellos pueden ser temporales, mientras que otros son a largo plazo.

¿Cómo el cáncer de próstata afectará mi vida sexual?

El tratamiento quirúrgico del cáncer de próstata puede afectar a la erección y a la eyaculación de diversas maneras, y puede afectar de manera transitoria o permanente.

Si se realiza una prostatectomía radical, cirugía que consiste en extirpación de toda la próstata y vesículas seminales, el hombre ya no producirá semen ni tendrá eyaculación tras la cirugía.

Las erecciones se pueden ver alteradas por la cirugía, ya sea de manera temporal o permanente. La manera más común en que la cirugía afecta las erecciones sucede cuando se extirpan o dañan los nervios que contribuyen a producir una erección, que se localizan por detrás y laterales a la próstata. Siempre que es posible se intenta realizar una cirugía que preserva estos nervios, pero igualmente se puede ver alterada la erección. En función de la calidad de las erecciones tras la cirugía, se podría dar tratamiento para mejorarlas.

Recuerda, es importante mantener conversaciones sinceras y abiertas con su equipo de atención al cáncer. Debe sentirse libre de hacer cualquier pregunta, por pequeña que parezca. Estas son otras de las preguntas que puede hacer:

¿Necesito otras pruebas antes de decidir el tratamiento?
¿Debo acudir a otro tipo de médicos antes de decidir el tratamiento?
¿Cuál es el estadio clínico y el grado (puntuación de Gleason o grupo de grado) de mi cáncer? ¿Qué significan para mí?
Si me preocupan los costes y la cobertura del seguro para mi diagnóstico y tratamiento, ¿quién puede ayudarme?

  • ¿Qué probabilidad hay de que mi cáncer cause problemas si no se me trata de inmediato?
  • ¿Debería considerar la espera vigilante o la vigilancia activa como una opción? ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Recomienda una prostatectomía radical o radioterapia? ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Es una opción para mí la prostatectomía laparoscópica o asistida por robot?
  • ¿Qué tipos de radioterapia podrían funcionar mejor en mi caso?
  • ¿Qué otro(s) tratamiento(s) podría(n) ser adecuado(s) para mí? ¿Por qué?
  • ¿Puedo participar en algún ensayo clínico?
  • ¿Qué riesgos o efectos secundarios debo esperar de mis opciones de tratamiento?
  • ¿Qué posibilidades hay de que tenga problemas de incontinencia o impotencia?
  • ¿Qué posibilidades hay de que tenga otros problemas urinarios o rectales?
  • Si se producen estos efectos secundarios, ¿son tratables?
  • ¿Con qué rapidez debo decidir el tratamiento?
  • ¿Qué debo hacer para estar preparado para el tratamiento?
  • ¿Cuánto durará el tratamiento? ¿Cómo será? ¿Dónde se realizará?
  • ¿Cómo puede afectar el tratamiento a mis actividades diarias?
  • ¿Qué posibilidades hay de que mi cáncer vuelva a aparecer con los planes de tratamiento que hemos discutido? ¿Cuál sería nuestro siguiente paso si esto ocurriera?

Fuentes: Instituto Nacional de Cancerología Colombia, American Cancer Society, Clinic Barcelona

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba