*Apoyado por LeucemiaCánceresLeucemia

Leucemia mielógena crónica: tratamientos según la fase de la enfermedad

Seguimos con nuestro especial sobre leucemia mielógena crónica (LMC) y hoy te platicaremos acerca de las opciones terapéuticas para esta condición en sus diferentes etapas.

Lo primero que debes saber, es que este tipo de cáncer es una enfermedad por la que la médula ósea produce demasiados glóbulos blancos y, de acuerdo con la intensidad en la que se desarrolle en los pacientes será el método que el doctor prescriba para tratarla.

Fase crónica

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Cáncer (NIH, por sus siglas en inglés) en esta etapa se suelen implementar este tipo de opciones:

  • Terapia dirigida con un inhibidor de la tirosina cinasa (mesilato de imatinib, nilotinib, dasatinib, bosutinib).
  • Quimioterapia de dosis alta con trasplante de células madre de un donante.
  • Quimioterapia.
  • Esplenectomía.
  • Participación en un ensayo clínico de dosis más bajas de quimioterapia, con trasplante de células madre de un donante.
  • Participación en un ensayo clínico sobre un nuevo tratamiento.

Fase acelerada

En este estadio puede que necesites un trasplante de células madre de un donante vivo o debas someterte a otros tratamientos como los antes mencionados. Ten en cuenta que esta información es general y solo un profesional en hematología podría prescribirte dicha información.

Fase blástica

Ten en cuenta que la LMC ocasiona un crecimiento incontrolable de células inmaduras y maduras que forman un cierto tipo de glóbulos blancos llamados células mieloides, por lo que puede que tu proveedor médico te recomiende usar terapias dirigidas con un inhibidor de la tirosina cinasa (mesilato de imatinib, dasatinib, nilotinib) y otras opciones similares como la quimioterapia que podrían contrarrestar los síntomas de esta condición.

En recaídas

Por lo general, este tipo de leucemia suele presentarse más comúnmente en adultos de mediana edad y en niños y, una vez entra en remisión, puede que presente algunas recaídas, por lo que podrías implementar algunas opciones como las mencionadas en un principio.

  • Terapia dirigida con un inhibidor de la tirosina cinasa (dasatinib, nilotinib, bosutinib o dosis más altas de mesilato de imatinib).
  • Trasplante de células madre de un donante.
  • Quimioterapia.
  • Infusión de linfocitos de un donante.
  • Inmunoterapia (interferón).

Recuerda que es mejor mantener comunicación estricta con el médico para conocer más sobre la condición.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba