LeucemiaPacientes

La historia de Luis Santiago: que le ganó dos veces la batalla a la leucemia

Luis Santiago tiene veintitrés años y ya puede contar una historia de gran superación pues con apenas nueve años fue diagnosticado con leucemia y hoy es sobreviviente de esta condición que le afectó durante gran parte de su niñez.

En entrevista con BeHealth, y en compañía de su madre, Ivonne Delgado, el joven contó sobre su experiencia.


“En el verano del 2007 me empezó un dolor fuerte en el estómago, pero muchos decían que era parte del crecimiento. En ese momento también creyeron que podía ser dengue, pero no fue así”.

Los exámenes mostraron que se trataba de leucemia; para su madre, Ivonne la noticia fue devastadora debido a que nunca creyó que se trataría de una condición tan compleja.

Con nueve años, también Luis Santiago sabía lo que estaba ocurriendo y recordó cuáles fueron las imágenes primeras que pasaron por su mente:

“Lo primero que me vino a la mente fue una película que había visto donde al niño se le caía el cabello por la quimioterapia, los vómitos y el malestar. Yo tenía miedo a perder mi pelo y que nunca me fuera a crecer”, narró a BeHealth.

Sin embargo, pronto se repuso y con fe en Dios decidió batallar contra el cáncer. A su madre le dijo: “Yo voy a estar bien”.

Iniciaron entonces las quimioterapias y radioterapia contra la leucemia que duraron aproximadamente dos años en el Hospital del Niño San Juan. En el proceso conocería a la hematóloga oncóloga Maribel García, quien, según sus palabras le “brindó la esperanza y el positivismo” para seguir adelante. Tanto así que, aún con 23 años, la especialista sigue siendo su doctora de cabecera.

Luis también contó que siempre tuvo fe en Dios y procuraba siempre mantenerse positivo. También confesó que allí conoció niños que “lamentablemente perdieron la batalla, pero ellos lucharon hasta el final”. Por eso su mensaje va dirigido a nunca rendirnos.

El proceso fue duro, debido a que con 12 años y en remisión, el cáncer sanguíneo volvió a aparecer en su vida:

“Fue para la fecha de Acción de Gracias y ese año pasé las Navidades en el hospital. Los médicos me decían que en mucho tiempo no volvería a caminar y a los dos meses lo logré”.

Este fue un nuevo inicio para Luis y su madre, pues debían iniciar todo el tratamiento nuevamente. Sin embargo, ya habían recibido la retroalimentación de la situación anterior.

“Yo le digo a los padres que se eduquen y busquen información para que sepan cómo actuar”, comentó Ivonne.

Por su parte, Luis confesó que se dijo a sí mismo: “Si Dios me salvó una vez, podré salvarme dos veces”.

Fueron casi dos años más el tiempo que pasó Luis Santiago recibiendo tratamientos y ahora, con veintitrés años, se siente seguro y expectante de su futuro pues eligió la hermosa profesión de enfermería con el fin de ayudar también a quienes más lo necesitan y en honor a todos esos enfermeros y enfermeras que lo apoyaron en su proceso y hoy recuerda con infinito cariño. “Nunca se rindan, tengan fe en Dios, luchen, porque tener una vida normal es posible», finalizó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Conoci el caso de Luis cuando estudiaba con mi nieto Ricardo Marte en la Ciudad Educativa en Yabucoa y puedo dar fe de la valentía y seguridad de este joven con muchas ansias de vivir. Lo visité varias veces en el Hospital San Jorge y siempre lo vi positivo a que él se levantaría para así ayudar a otros. Con una excelente y sacrificada madre Ivonne y por supuesto con el equipo medico de San Jorge y sobretodo con la ayuda de Dios hoy tenemos un joven lleno de salud un orgullo y ejemplo de superación para nuestro Puerto Rico. En Hora Buena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba