*Apoyado por LeucemiaLeucemia

Estadios de la leucemia linfocítica crónica

La leucemia linfocítica (o linfocítica) crónica es una enfermedad neoplásica caracterizada por la acumulación de pequeños linfocitos B maduros (las células que producen anticuerpos) en la sangre , la médula ósea y en los órganos linfoides periféricos (bazo y ganglios linfáticos).. Se define como crónica porque casi siempre tiene un curso muy lento, muchas veces sin síntomas o con pocas alteraciones para el paciente, que puede seguir llevando una vida normal durante muchos años, sin terapia. 

En la leucemia linfocítica crónica, los linfocitos, aunque aparentemente normales, son incapaces de erradicar las infecciones y defender el organismo como deberían. Por este motivo crecen en exceso y acaban hinchando los tejidos en los que se acumulan. La leucemia linfática crónica puede ocurrir en cuatro etapas diferentes, de la cual depende la elección de la estrategia terapéutica. 

Etapas de la leucemia linfocítica crónica

Una vez diagnosticada la leucemia linfocítica crónica, se realizan pruebas para determinar si el cáncer se diseminó. Para esta enfermedad se utilizan los estadios desde 0 hasta cuatro.

Estos estadios nos muestran hasta dónde el cáncer se encuentra diseminado. Y es que en la leucemia linfocítica crónica (LLC), las células leucémicas a veces se diseminan desde la sangre y la médula ósea hasta otras partes del cuerpo, como los ganglios linfáticos, el hígado y el bazo.

Estadio 0

En la leucemia linfocítica crónica en estadio 0, hay demasiados linfocitos en la sangre, pero no hay otros síntomas de leucemia. La leucemia linfocítica crónica en estadio 0 es de crecimiento lento (poco activa).

Estadio I

En la leucemia linfocítica crónica en estadio I, hay demasiados linfocitos en la sangre y los ganglios linfáticos son más grandes que lo normal.

Estadio II

En la leucemia linfocítica crónica en estadio II, hay demasiados linfocitos en la sangre, el hígado o el bazo son más grandes que lo normal, y es posible que los ganglios linfáticos también sean más grandes que lo normal.

Estadio III

En la leucemia linfocítica crónica en estadio III, hay demasiados linfocitos en la sangre y muy pocos glóbulos rojos. Es posible que los ganglios linfáticos, el hígado o el bazo sean más grandes que lo normal.

Estadio IV

En la leucemia linfocítica crónica en estadio IV, hay demasiados linfocitos en la sangre y muy pocas plaquetas. Es posible que los ganglios linfáticos, el hígado o el bazo sean más grandes que lo normal o quizás haya muy pocos glóbulos rojos.

Fuente: NIH

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba