*Apoyado por LeucemiaLeucemiaTratamientos

Todo sobre la radioterapia para leucemia linfoblástica aguda

Por si no lo sabías, la leucemia linfoblástica aguda es un tipo de cáncer por el que la médula ósea produce demasiados linfocitos (un tipo de glóbulos blancos). Uno de sus principales tratamientos es la radioterapia, que ha demostrado ser bastante efectiva para aumentar la sobrevida de quienes padecen la condición.

Para conocer más sobre la radioterapia, BeHealth sostuvo una conversación con el Dr. Roberto Santiago, oncólogo y radioterapeuta, quien explicó cómo se implementa este método que, según el galeno, puede usarse en todas las edades. Sin embargo, existen algunas excepciones. 

“Intentamos limitar la radioterapia en infantes menores de 2 a 3 años. El uso de la quimioterapia se alarga hasta que el paciente tenga 2 a 3 años antes de darle la dosis de radioterapia profiláctica porque el cerebro en esa edad de menos de 2 a 3 años, es un cerebro que todavía es relativamente inmaduro y no ha completado todas las conexiones o maduración y por lo tanto los efectos secundarios de la radioterapia pudieran ser más severos en esos pacientes”, agregó el especialista.

Qué beneficios trae la radioterapia

Las ventajas de la radioterapia incluyen la muerte de una gran proporción de células cancerígenas dentro de todo el tumor y otras bondades que el doctor Santiago ahondó.

“La radioterapia profiláctica al cráneo mejora mucho el chance de que haya recurrencia, posteriormente en el área del cerebro o de las áreas por donde pasa el líquido cerebro espinal. A través de los años nosotros hemos tratado de ir bajando lo más posible la dosis de radioterapia que se usa para tratar de minimizar los efectos secundarios”, añadió el doctor.

Sobre las estadísticas de eficacia, el hematólogo precisó que gracias a los avances médico-científicos, hay una gran probabilidad de que quienes se someten a la radioterapia se curen sin tanta carga de radiación.

Menor radiación

“En la terapia general de leucemia, como se han hecho unos avances tan grandes en la probabilidad de cura, que es del 90 y pico porciento, podemos desintensificar la terapia para seguir logrando buenos números de cura con la menor toxicidad por tratamiento. Se ha ido pasando de 2400 unidades de radiación, que se usaba en el antaño y que causaba en algunos pacientes deterioro de su coeficiente de inteligencia, problemas endocrinos, atrofia de la glándula pituitaria, problemas auditivos y pone al paciente propenso a desarrollar cataratas prematura. A través del tiempo y del estudio clínico se ha visto que se puede bajar la dosis de radiación profiláctica al área craneal”, ahondó el doctor.

Es decir que, actualmente, se pasó de 2400 unidades de radiación a “1800 y más recientemente se ha visto que se pueden reducir a 1200 unidades de radiación. 1200 unidades de radiación es una dosis sumamente baja que entendemos que tiene una probabilidad modesta de causar efectos significativos a nivel cerebral, nivel cognitivo, nivel endocrino y nivel de audición o de visión”, dijo el galeno.

 Cómo se realiza la radioterapia

Tal y como lo ha explicado el oncólogo, la terapia de radiación destruye células cancerosas y reduce tumores. ¿Quieres saber cómo se lleva a cabo el procedimiento? El doctor lo explicó:

“La radioterapia consiste en enfocar unos rayos X especiales de forma bien precisa solamente en las áreas que tienen células cancerosas o están a muy alto riesgo de tener contaminación cancerosa microscópica. Esos rayos X los enfocamos de forma bien precisa por 15 minutos, una vez al día, todos los días laborables, de lunes a viernes, en un paciente de leucemia linfoblástica aguda”, menciona.

Las dosis

Según el especialista, la dosis clásica para llegar a las 1200 unidades requiere ocho días de tratamiento. “Este tratamiento es imperceptible cuando estamos enfocando esos rayos X, aunque son rayos X terapéuticos especiales. Se parecen a los rayos X para hacer imágenes de radiología, en el sentido de que cuando los estamos enfocando no se siente dolor ni temperatura. El paciente, por lo tanto, no tiene que estar sedado”, ahonda el doctor.

Recomendaciones para quienes se someten a la radioterapia

El Dr. Santiago dice que, depende el caso, “el paciente puede haber comido o tiene que estar en ayunas. Se le da el tratamiento por esos 15 minutos y el tratamiento es un tratamiento ambulatorio. La persona puede ir a su casa de un día para el otro, en lo que tiene que regresar para recibir el subtratamiento diario”.

Otro de los beneficios de este método, cuenta el doctor, es que no deja radioactivo al paciente. ¿Qué quiere decir esto?

“El paciente en ningún momento está acumulando radiación dentro de su cuerpo y cada vez que termina el tratamiento y el paciente va a su casa, no tiene que aislarse del resto de su familia. El paciente no está radioactivo y puede tener hasta bebés en sus brazos o compartir con otros niños y con sus familiares. Esta terapia en general solamente va a causar efectos secundarios en el área que se está enfocando con estos rayos X. Por lo tanto, si yo estoy enfocando estos rayos X en el área craneal, por ejemplo, el paciente no debería tener ningún efecto secundario respiratorio, cardiaco, gastrointestinal y así sucesivamente”, aseveró.

Aunque no hay efectos secundarios, el doctor deja en claro que se podrían presentar pequeños indicios como “un leve dolor de cabeza que se puede ir con acetaminofén; en ocasiones también pueden desarrollar un poco de náuseas, pero en general este tratamiento se tolera muy bien”, precisa.

Radioterapia en niños

La radioterapia se puede usar como parte del tratamiento de niños que reciben quimioterapia en altas dosis y un trasplante de células madre. En este aparte, el doctor Santiago emitió algunas recomendaciones adicionales para los infantes que se someterán a dicha terapia.

“A veces estamos tratando niños muy pequeños que se les hace difícil seguir instrucciones, especialmente se les hace difícil quedarse quietos por aproximadamente 15 minutos de terapia. En ocasiones es necesario hacer un tipo de máscara plástica que coge la forma de la cara y la cabeza de cada paciente y durante los 15 minutos de tratamiento la cabeza del paciente se pone en su máscara y esa máscara tiene como un tipo de fijador a la mesa de tratamiento, cosa de que la persona mantenga la cabeza exactamente en la misma posición”, dice el radioterapeuta.

¿Hay necesidad de sedar a los niños?

“En niños de ciertas edades que no pueden colaborar con el procedimiento porque se ponen nerviosos o se mueven demasiado aún con la máscara, es necesario aplicarles la radioterapia bajo sedación endovenosa diaria. El paciente básicamente está dormido y así podemos darle el tratamiento. Esto complica un poco el tratamiento porque al tener que ser bajo sedación el paciente tiene que estar en ayunas. Después del tratamiento hay que esperar un período de que el paciente se recupere de la sedación 15 minutos, se puede convertir en un proceso que cuando le suma toda la preparación y después la recuperación puede ser de tres horas al día. Pero en general, es un tratamiento llevadero y fácil de aplicar”, menciona el Dr. Roberto Santiago en BeHealth.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba