Carcinoma Urotelial

Tips para vivir mejor con carcinoma urotelial

En la vida cotidiana con carcinoma urotelial o cáncer de vejiga, la terapia juega un papel muy importante. Sin embargo, el bienestar de la persona no depende únicamente de los medicamentos prescritos por el médico. Otros factores también pueden contribuir al bienestar de una persona, como una dieta equilibrada, suficiente ejercicio y el apoyo de los miembros de la familia.

Nutrición saludable en caso de carcinoma urotelial

Es cierto que una nutrición adecuada no puede combatir el cáncer de vejiga, pero proporciona al cuerpo todos los nutrientes, vitaminas, minerales y oligoelementos importantes. Una dieta equilibrada basada en productos frescos contribuye a la salud y nos proporciona energía para las pequeñas y grandes tareas de la vida cotidiana.


Además, una buena dieta no solo promueve la salud, sino que también forma parte de nuestra calidad de vida. De hecho, ayuda a mantener nuestra fuerza incluso en el caso de tratamientos estresantes.

Comer y beber de forma equilibrada y con placer

Es aún más importante para los pacientes con carcinoma urotelial mantener un peso corporal normal. De hecho, el sobrepeso debilita los músculos de la vejiga y por lo tanto promueve el riesgo de incontinencia.  

Según los especialistas, para limpiar adecuadamente las vías urinarias, se deben beber de dos a tres litros al día según las recomendaciones. Preferiblemente agua e infusiones de hierbas.

Carcinoma urotelial: el movimiento es positivo

Los que se ejercitan regularmente fortalecen el cuerpo y el alma. De hecho, se ha demostrado que la actividad física tiene numerosos efectos positivos sobre el bienestar, incluso en el caso de las enfermedades cancerígenas: nos vigorizamos y mejoramos nuestro estado físico, nos volvemos más activos y ejercitamos nuestra coordinación.

Dependiendo del grado de intensidad, ser activo también puede ayudar a perder el exceso de peso o a prevenir la obesidad. Esto es importante para combatir la incontinencia, especialmente para los pacientes con cáncer de vejiga. No lo olvides: un cuerpo entrenado es más resistente porque el movimiento hace que el sistema inmunológico sea más fuerte.

Además, el movimiento tiene un efecto compensatorio en la esfera emocional: se gana autoestima y se puede aceptar más fácilmente el cuerpo. Gracias a la secreción de las hormonas de la felicidad, el deporte levanta el ánimo y reduce el miedo y el estrés. Por último, muchos pacientes de cáncer son capaces de mejorar su calidad de vida.

En conclusión…

En el tratamiento del carcinoma urotelial, la fisioterapia y el deporte de rehabilitación son de gran importancia. Especialmente para los pacientes con un reemplazo de vejiga es importante entrenar el suelo pélvico. Los ejercicios específicos pueden prevenir la incontinencia.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba