behealthoncologia
*Apoyado por LeucemiaAlimentación

Paciente con cáncer: cómo comprar alimentos de forma inteligente

Millones de pacientes con cáncer se enfrentan a desafíos adicionales, además de su lucha contra la enfermedad, como la dificultad para acceder a alimentos saludables. Esto puede deberse a restricciones financieras, la falta de tiendas de comestibles cercanas o problemas de transporte. Sin embargo, es fundamental destacar que existen estrategias y recursos disponibles específicamente diseñados para ayudar a los pacientes con cáncer a ahorrar dinero y acceder a alimentos nutritivos, lo que es esencial para su bienestar durante el tratamiento.

Una de las estrategias clave para estos pacientes es la planificación de comidas y compras inteligentes. Aquí te presentamos algunos consejos para ayudarte a prepararte para tu próxima visita a la tienda de comestibles y garantizar que estés recibiendo los nutrientes necesarios para mantener tu fuerza y energía durante el tratamiento:

Antes de ir a la tienda:

  1. Hacer una lista: Prepara una lista de compras basada en un plan de comidas específico para pacientes con cáncer. Esto te ayudará a evitar compras impulsivas y a mantener un control estricto sobre tu presupuesto.
  2. Revisa lo que ya tienes: Antes de salir, revisa el contenido de tu refrigerador, congelador y despensa. Asegúrate de utilizar los alimentos que están por caducar primero para evitar desperdiciar comida valiosa.
  3. Busca ofertas y cupones: Investiga las ofertas y cupones disponibles para productos específicos que pueden ser beneficiosos durante tu tratamiento. Puedes encontrar estas ofertas en línea o en folletos de tiendas locales.

En la tienda de comestibles:

  1. Sigue tu lista: Es fundamental apegarte a tu lista de compras para evitar adquirir alimentos innecesarios y mantener tu presupuesto bajo control.
  2. Evita hacer compras con hambre: Ir al supermercado con hambre puede llevar a compras impulsivas de alimentos no planificados. Asegúrate de comer antes de hacer tus compras para tomar decisiones más saludables.
  3. Compra a granel: Si es posible, compra alimentos a granel que consumas con regularidad o que tengan una vida útil más larga. Asegúrate de conocer las pautas de almacenamiento seguro de alimentos para evitar desperdiciarlos.
  4. Opta por marcas genéricas: Los productos de marca de la tienda suelen ser más económicos que los de marca reconocida. También, evita productos de conveniencia, como frutas y verduras ya cortadas o comidas preparadas, ya que tienden a ser más costosos.
  5. Elige productos de temporada: Las frutas y verduras de temporada suelen ser más asequibles y frescas. Además, considera las opciones enlatadas y congeladas, que son igual de nutritivas y a menudo más baratas que las frescas.

Después de hacer las compras:

  1. Prepara porciones grandes: Cocina en cantidades mayores y congela las sobras en porciones individuales. Esto te permitirá tener comidas listas para calentar en el futuro, lo que ahorra tiempo y dinero.

Además de estos consejos, ten en cuenta las estaciones del año para aprovechar al máximo los productos de temporada. Asegurarte de tener una dieta equilibrada y nutritiva es esencial para mantener tu fuerza y resistencia mientras te enfrentas al cáncer y su tratamiento. Con estos consejos y recursos, puedes maximizar tu presupuesto y acceder a alimentos saludables, lo que es fundamental para tu bienestar y recuperación durante este desafiante período.

Recuerda que la nutrición es una parte importante del tratamiento y recuperación de los pacientes con cáncer, por lo que es crucial prestar atención a la calidad de los alimentos que consumes.

Te puede interesar: 7 consejos de alimentación para prevenir la obesidad
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba