facebook_image
Cáncer

¿Es seguro el talco? la OMS lo clasifica como probablemente cancerígeno

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado un paso importante al declarar el talco como “probablemente cancerígeno” para los humanos. Esta decisión se basa en una revisión exhaustiva de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), que ha analizado en profundidad la evidencia científica disponible.

Lo que dice la ciencia

La IARC ha clasificado el talco en el Grupo 2A, lo que significa que existe una fuerte sospecha de que puede causar cáncer en humanos. Aunque la evidencia sobre el cáncer de ovario en humanos es limitada, los estudios en animales y otras pruebas mecanicistas sugieren que el talco tiene un potencial dañino considerable.

Numerosos estudios han encontrado un aumento en la incidencia de cáncer de ovario en mujeres que usaron talco en la región perineal. Aunque la mayoría de estos estudios no pudieron excluir completamente la contaminación del talco con amianto, el riesgo persiste. Además, se observó una mayor tasa de cáncer de ovario en mujeres que trabajaban en la industria de la pulpa y el papel, aunque también aquí la exposición al asbesto no pudo ser descartada.

En modelos animales, el talco provocó cáncer en las glándulas suprarrenales y en el pulmón de las hembras, así como una combinación de tumores benignos y malignos en las ratas macho. Además, el talco presenta características comunes de los carcinógenos, como la inducción de inflamación crónica y la alteración de la proliferación y muerte celular.

La perspectiva de los expertos

Alejandro Pérez Fidalgo, oncólogo del Hospital Clínico de Valencia, explica que el riesgo de cáncer depende de la dosis, el tiempo y la forma de contacto con el talco. Los estudios tienen muchos sesgos, lo que complica una conclusión definitiva. Sin embargo, Pérez Fidalgo recomienda evitar, en la medida de lo posible, el uso de polvos de talco en zonas genitales, especialmente en mujeres.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las causas del cáncer de riñón?

Joan Albanell, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital del Mar de Barcelona, señala que la evidencia aportada por la OMS es significativa y será importante ver cómo se traduce en políticas de salud pública y prevención.

Casos legales y responsabilidad corporativa

El vínculo del talco con el cáncer de ovario ha sido un tema candente en Estados Unidos, donde decenas de miles de personas demandaron a Johnson & Johnson (J&J) por la supuesta presencia de componentes cancerígenos en su Baby Powder. Aunque J&J defendió la seguridad de sus productos, la presión legal llevó a la compañía a suspender la venta de Baby Powder en 2022.

Comparación con el acrilonitrilo

En la misma revisión, la IARC también clasificó al acrilonitrilo como cancerígeno para los humanos, colocándolo en el Grupo 1, el nivel más alto de certeza. Este compuesto, presente en la producción de polímeros y en el humo del cigarrillo, está asociado con cáncer de pulmón y, en menor medida, de vejiga.

Andrew Watterson, investigador en Salud Pública de la Universidad de Stirling, subraya la necesidad de políticas preventivas para reducir la exposición al talco y al acrilonitrilo, mejorando la protección de los trabajadores y destacando los riesgos de estos compuestos para los fumadores.

La reciente clasificación de la OMS y la IARC pone de relieve la importancia de la prevención y la cautela en el uso de talco y otros compuestos potencialmente dañinos. Aunque aún hay mucho por investigar, es crucial que tanto los consumidores como los profesionales de la salud estén informados sobre estos riesgos y tomen medidas para proteger su salud.

Lee más: Tendencias del cáncer en Estados Unidos, qué ha cambiado al día de hoy
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba