CáncerEjercicios

¿Ejercicio durante el tratamiento de cáncer?

En una reciente guía de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) sobre el ejercicio físico, la dieta y el control de peso durante el tratamiento a pacientes con cáncer se realizaron diversas recomendaciones a tener en cuenta. Veamos.

1. Ejercicio aeróbico y de resistencia

Esto, para aquellos pacientes que se someten a un tratamiento activo con intención curativa, a fin de mitigar los efectos secundarios asociados con el tratamiento.


Asimismo, refiere que los médicos también pueden recomendar el ejercicio preoperatorio para los pacientes que están programados para someterse a una cirugía por cáncer de pulmón.

La evidencia respalda la recomendación de que las intervenciones de ejercicio durante el tratamiento activo reducen la fatiga, preservan la capacidad cardiorrespiratoria, el funcionamiento físico y la fuerza, señalaron los autores. En algunos grupos de pacientes, el ejercicio durante el tratamiento activo también puede mejorar la calidad de vida y reducir la ansiedad y la depresión.

Evidencia suficiente respalda la recomendación de ejercicio preoperatorio para pacientes sometidos a
cirugía por cáncer de pulmón, para reducir la duración de la estancia hospitalaria y las complicaciones
posoperatorias. Pero estos mismos beneficios no fueron evidentes para quienes se sometieron a
cirugía abdominal por tumores malignos gastrointestinales o genitourinarios, comentaron los autores.

2. Cambios en la dieta

Si bien no existe evidencia suficiente para respaldar recomendaciones a favor o en contra de las dietas, tampoco hay evidencia suficiente para apoyar las intervenciones intencionales centradas en la prevención de la pérdida o el aumento de peso durante el tratamiento activo del cáncer.

La guía, publicada en mayo en el Journal of Clinical Oncology se centra se centran específicamente en pacientes con cáncer que actualmente están en tratamiento activo; fueron elaboradas por un panel multidisciplinario de expertos después de una revisión sistemática de la literatura publicada.

Por otro lado, es un paso de avance para ofrecer a los pacientes con cáncer recomendaciones en cuanto al ejercicio, la dieta y el control del peso durante el tratamiento del cáncer.

Además, señalaron que no recomiendan dietas neutropénicas (específicamente dietas que excluyen frutas y verduras crudas) para prevenir infecciones en pacientes con cáncer durante el tratamiento activo.

3. Cuidado del peso

La la obesidad se ha relacionado con un aumento en el riesgo de varios tipos de cáncer; ha habido pocos ensayos controlados aleatorizados que hayan evaluado las intervenciones de control de peso durante el tratamiento del cáncer, así que aún no está claro qué efecto podría tener la pérdida de peso en los resultados notificados por los pacientes u otros desenlaces en pacientes con tratamiento activo.

En general, la evidencia sugiere que la pérdida de peso intencional es factible durante el tratamiento
del cáncer (al menos en pacientes con cáncer de mama y posiblemente cáncer de próstata), pero hay
evidencia limitada de que esto proporcione un beneficio significativo.

Fuente: American Society of Clinical Oncology

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba