*Apoyado por MielodisplasiaCánceresOtros cánceres

Cómo mejorar la producción de glóbulos rojos si padezco mielodisplasia

Existe un grupo de enfermedades llamadas síndromes mielodisplásicos o mielodisplasia, que corresponden a patologías relacionadas con alteraciones en la maduración y crecimiento de los glóbulos rojos en la médula ósea, lo que lleva a una producción escasa de los mismos y que podría desencadenar anemia.

Quizá una de las dudas que más embarga a quienes padecen la condición es cómo aumentar los glóbulos rojos. Pues bien, en BeHealth te daremos algunas recomendaciones para lograr este objetivo.

*No obstante, ten en cuenta que debes mantener estricta comunicación con tu hematólogo o médico de cabecera para que sea él quien dirija el tratamiento.

Lo primero que debes saber es que necesitas someterte a un recuento de células sanguíneas, que es una prueba de sangre que con frecuencia se hace en los primeros estadios de la enfermedad y que permite evidenciar la cantidad de glóbulos tanto rojos, como blancos, que posees.

Además, recuerda que la falta de hierro y otros nutrientes son una de las principales causas de que tengas un conteo bajo de glóbulos rojos. Por esa razón, deberías enfocarte en aumentar la ingesta de alimentos con hierro y otros nutrientes que te beneficiarán.

Alimentos con hierro

  • Carnes magras (pavo, pollo o ternera).
  • Moluscos (mejillones, almejas y berberechos).
  • Legumbres (lentejas, frijoles, judías).
  • Verduras de hoja verde (espinacas, acelgas).
  • Crucíferas (coles, brócoli).
  • Huevos.
  • Frutos secos (almendras, nueces, uvas pasas).
  • Cereales integrales (avena, centeno)

Alimentos con vitamina B12

  • Pescados azules (salmón, atún y sardina).
  • Lácteos desnatados (leche, queso, yogur).
  • Soja orgánica.
  • Champiñones y setas.
  • Germen de trigo.
  • Levadura de cerveza.

Alimentos con ácido fólico

  • Legumbres (garbanzos, frijoles, habichuelas).
  • Verduras de color verde (lechuga, col de Bruselas, rúcula, calabacín).
  • Espárragos.
  • Frutas cítricas (naranja, limón, toronja).
  • Frutas con vitamina C (fresas, kiwis).
  • Aguacate.
  • Panes y cereales integrales fortificados.
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba