*Apoyado por LeucemiaCánceresLeucemia

Cómo diferenciar la leucemia mieloide aguda y la leucemia linfática crónica

En BeHealth seguimos trabajando por informarte sobre las diversas enfermedades oncológicas. Esta vez, de la mano del Dr. Joel López, hematólogo oncólogo, te explicaremos cuáles son las diferencias entre la leucemia mieloide aguda y la leucemia linfática crónica.

Lo primero que debes saber es la definición de cada tipo de leucemia. Por su parte y de acuerdo con la American Heart Society, la leucemia mieloide aguda inicia en la médula ósea, pero con más frecuencia también pasa rápidamente a la sangre. Algunas veces se propaga a otras partes del cuerpo, incluyendo los ganglios linfáticos, el hígado, el bazo, el sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal) y los testículos.

Por otro lado, argumenta la entidad, la leucemia linfática crónica es la más común en adultos y se origina en las células que se convierten en ciertos glóbulos blancos (llamados linfocitos) en la médula ósea. Las células cancerosas (leucemia) se originan en la médula ósea, pero luego llegan hasta la sangre.

Sus diferencias

Pues bien, una vez explicadas las definiciones de ambas enfermedades oncológicas, el Dr. López detalló algunas de las diferencias más notables entre ambos tipos de leucemia.

“La diferencia entre lo que es una leucemia aguda y una leucemia crónica que en la leucemia aguda el tipo de célula que se convierte en anormal es una célula mucho más inmadura, usualmente más grande y causa problemas mayores a niveles agudos que lo que ocasiona la leucemia crónica, que usualmente son células más maduras y mucho más pequeñas. Por lo tanto, los síntomas pueden ser mucho menores”, explicó el hematólogo.

Además, explica el doctor López, la leucemia aguda suele presentar mayor sintomatología por lo que se debe “tratar con mucha más prontitud», menciona el doctor, quien explicó, además, los mitos más comunes relacionados a esta patología.

“Usualmente, cuando los pacientes escuchan de la leucemia, la referencia que tienen son estas leucemias agudas que requieren un tratamiento rápido. El paciente está bastante sintomático en ese momento, así que ciertamente es la leucemia en la que quizá los pacientes le tienen más miedo a tener”, ahondó.

Cuál es la leucemia con más incidencia

La leucemia mieloide aguda se origina de células que se convertirían en glóbulos blancos (pero no en linfocitos), pero a veces la AML se desarrolla en otros tipos de células formadoras de la sangre. En ese sentido, se convierte en una de las leucemias más frecuentes, por lo que el doctor dijo:

“La leucemia aguda de tipo mieloide, aunque es una leucemia poco común, es el tipo más frecuente en los adultos y tiene un porciento importante de los cánceres en los Estados Unidos, así que es bastante común”, dijo el doctor.

Factores de riesgo

La leucemia mieloide aguda puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común que ocurra a medida que las personas envejecen. Además, según el doctor López, existen otros factores que aumentan la probabilidad de desarrollar este tipo de leucemia.

“Hay ciertos factores de riesgo para desarrollar una leucemia aguda: la exposición a ciertos químicos, solventes, ciertas quimioterapias, a veces la radioterapia y ciertas radiaciones. En el caso de la predominancia, la vemos en pacientes adultos mayores, en su mayoría alrededor de los 65 años”, aseveró el Dr. Joel López.

Conoce más de sus diferencias a continuación:

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba