Cáncer colorrectal

Colonoscopia y cáncer colorrectal

Por: Marla L. Torres Torres, MD, FACS, FASCRS

Cirujana colorrectal 

Asesora médica Sociedad Americana Contra el Cáncer de Puerto Rico

El cáncer colorrectal es un tumor maligno que se desarrolla de un pólipo precanceroso en las paredes del colon y el recto. El pólipo es un crecimiento con forma de “hongo” de las células de la pared del colon que se dividen y reproducen de manera desordenada y no saludable. Los pólipos pueden ser cancerosos con el tiempo, invadiendo la pared del colon y los vasos sanguíneos para así invadir otras partes del cuerpo.

En Puerto Rico, el cáncer colorrectal es la primera causa de muerte por cáncer cuando combinas hombres y mujeres. Además, es el segundo cáncer más común en las mujeres y hombres de nuestra población. Según los datos del Registro Central de Cáncer de Puerto Rico se diagnostican sobre 1,900 personas anualmente. Se estima que 1 de cada 5 personas pueden ser diagnosticados con cáncer colorrectal. 

Los factores asociados al incremento en el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal son: historial personal o familiar de pólipos, colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn, una dieta alta en grasa y calorías y baja en frutas y vegetales, fumar cigarrillos e inactividad física. Pese a la alta incidencia de casos, el cáncer colorrectal es una enfermedad prevenible con el uso de pruebas para su detección temprana. 

¿Cómo podemos prevenir el cáncer colorrectal? Debe mantener una dieta baja en grasa animal y alta en frutas, vegetales y fibra. Hacer ejercicio regularmente y evitar fumar cigarrillos es esencial.  El consumo de alcohol debe ser moderado controlado. Debe realizarse una colonoscopia si tiene 45 años o más. La colonoscopia es una prueba de cernimiento que puede identificar y remover lesiones premalignas en la pared de los intestinos y prevenir la formación de cáncer. En el 2018, la Sociedad Americana Contra el Cáncer y la Sociedad de Cirujanos Colorrectales, basado en la data de aumento en riesgo de cáncer colorrectal, cambiaron la recomendación de comenzar cernimiento a la edad de 45 años.

La colonoscopia es realizada por médicos con el entrenamiento necesario. Esto incluye gastroenterólogos, cirujanos colorrectales y cirujanos generales. La colonoscopia de cernimiento es utilizada para examinar individuos completamente saludables y sin síntomas gastrointestinales en un esfuerzo de diagnosticar pólipos o cáncer. Su objetico es el diagnóstico de condiciones en etapa temprana. Como parte del programa de cernimiento de cáncer colorrectal, la colonoscopia es realizada por primera vez a la edad de 45 años. A las personas con historial familiar de cáncer colorrectal se les recomienda comenzar la evaluación a una edad más temprana. Su médico le puede ordenar o realizar una colonoscopia para evaluar síntomas como sangrado rectal, cambios en los hábitos de evacuación y dolores abdominales, entre otros.

Brevemente, les resumo el proceso para llevar a cabo una colonoscopia. Primeramente, el paciente tiene que llevar a cabo, uno o dos días antes, una preparación intestinal o limpieza que

permita la visualización de las paredes del intestino. Su doctor le puede dar una lista de alimentos y/o medicamentos no permitidos hasta una semana antes del procedimiento. Lo más importante de este primer paso es completar la limpieza según ordenada por su médico.

Durante la colonoscopia, la mayoría de los pacientes reciben sedación intravenosa para que tenga comodidad y amnesia durante el proceso. El colonoscopio se inserta vía recto y se avanza

por el colon hasta llegar a la primera porción del colon, donde se conecta con el intestino delgado. Cualquier pólipo u otra anormalidad vista durante el proceso, será removido o biopsiado y enviados para análisis.

Para la mayoría de los pacientes, este procedimiento dura menos de una hora. Luego de la colonoscopia, el paciente puede experimentar molestias en el abdomen dado el gas que se utiliza

para el estudio. Esta molestia es pasajera una vez el gas es expulsado. Es importante estar acompañado de alguna persona que pueda entender las instrucciones de alta. Luego de la colonoscopia, usualmente se puede reanudar la dieta regular. Debe seguir las restricciones de alimentos y/o medicamentos que le indique su médico, dependiendo de los procedimientos efectuados. Por lo general, se reanudan las actividades usuales en la mañana siguiente.

Para más información, puede comunicarse con la Sociedad Americana Contra el Cáncer de Puerto Rico al 787-764-2295 o a su Centro de Servicios al Paciente al 1-888-227-3201 o visitar la página:  www.cancerpuertorico.org.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba