Carcinoma Epidermoide

Carcinoma epidermoide: ¿qué es y cuáles son los síntomas?

El carcinoma epidermoide es un tumor maligno de la piel, que se origina a partir de una proliferación descontrolada de piel de células escamosas.

Los carcinomas se manifiestan con un signo cutáneo, cuyas características varían principalmente en relación con el sitio.


¿Es peligroso el carcinoma escamoso?

El carcinoma escamoso no es un tumor maligno particularmente agresivo y peligroso, pero puede convertirse en uno si su diagnóstico es tardío o si los tratamientos son inadecuados.

Signos y síntomas

La apariencia clínica es muy variable, pero las lesiones que no se curan en zonas expuestas a la radiación solar pueden ser sospechosas. El tumor puede comenzar como una pápula o una placa de color rojo, con una superficie descamada o costrosa y puede volverse nodular o hiperqueratósica, a veces con una superficie verrugosa.

En algunos casos, la mayor parte del volumen de la lesión puede yacer por debajo de la piel circundante. Eventualmente, el tumor se ulcera e invade el tejido subyacente.

Diagnóstico

  • Biopsia

La biopsia es fundamental.

Diagnósticos diferenciales

El diagnóstico diferencial varía en función de la apariencia de la lesión.

Las úlceras que no cicatrizan deben diferenciarse del pioderma gangrenoso y las úlceras por estasis venosa.

Las lesiones nodulares e hiperqueratósicas deben diferenciarse de los queratoacantomas (probablemente carcinomas epidermoides) y de la verruga vulgar.

Las placas escamosas deben ser diferenciadas del carcinoma basocelular, la queratosis actínica, la verruga vulgar, la queratosis seborreica, la psoriasis y la dermatitis numular (eccema numular).


Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba