*Apoyado por LeucemiaLeucemia

Trombocitemia esencial y leucemia: todo lo que debes saber

Dentro de otros de los trastornos que podría afectar al cuerpo humano existe la trombocitemia esencial, que es una enfermedad que produce muchas plaquetas, aumenta el riesgo de coágulos y genera particulares síntomas.

Esta condición es maligna y se encuentra en la lista de los síndromes mieloproliferativos crónicos, que es en donde está la leucemia mieloide crónica y otros trastornos que afectan a la sangre como la policitemia vera o la mielofibrosis primaria.

De acuerdo con la literatura científica, la trombocitopenia esencial se caracteriza por causar fatiga, aturdimiento y fuertes dolores de cabeza en quienes son diagnosticados con ella. Incluso, hay pacientes que presentan problemas de visión y, como ya se dijo, afecta la coagulación.

En cuanto a las edades donde es más frecuente, los expertos han descrito que los adultos que sobrepasan los 60 años de edad tienen más riesgo de desarrollarla. Sin embargo, los médicos han evidenciado que, en algunos jóvenes, también se pueden presentar casos, aunque no es tan común. Eso sí, advierten que las mujeres tienen mayores probabilidades de desarrollarla.

Otros de los síntomas más recurrentes

Existen personas con la condición que no suelen desarrollar ninguno de los indicios que conocerás a continuación. Sin embargo, hay otros que sí los experimentan todos, empezando por la formación de coágulos sanguíneos en diferentes partes del cuerpo. Otros de los síntomas son:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos o aturdimiento
  • Dolor en el pecho
  • Desmayo
  • Cambios temporales en la visión
  • Entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies
  • Enrojecimiento, dolor pulsátil y ardor en las manos y pies

Sobre los causantes de la trombocitopenia esencial hay varios: van desde trastornos en la médula ósea o mutaciones genéticas. Sin embargo, no se ha describido con exactitud los motivos por los que se desencadena esta anomalía, aunque una muy buena parte de quienes la padecen tuvieron problemas con sus ADN, por lo que se concibe como el principal causante.

Dentro de las complicaciones que puede desencadenar están los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares, la leucemia, problemas para las mujeres embarazadas, entre varios otros.

Así se diagnostica y se trata

Para saber si tienes trombocitopenia esencial, el personal médico te someterá a un hemograma que medirá el número de plaquetas en tu sangre. Además, puede que necesiten practicarte otros exámenes como aspiración de médula ósea y biopsia de médula ósea.

Aunque esta enfermedad no puede curarse, sí hay varias opciones de tratamiento que benefician al paciente al reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida. En la gran variedad de opciones hay medicamentos que reducen el conteo de plaquetas, así como el sometimiento a un procedimiento llamado plaquetoféresis, que se utiliza cuando la enfermedad está en un nivel crónico.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba