*Apoyado por MelanomaCánceresMelanoma

¿Qué es el melanoma? Causas y síntomas

El melanoma es un cáncer, a menudo muy agresivo, que se origina en la piel o, más raramente, en los ojos o las mucosas. Se desarrolla a partir de los melanocitos, las células que producen melanina, el pigmento que da color a la piel.

¿Qué es el melanoma?

Aunque no es tan común como los otros dos tipos principales de cáncer de piel, el carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas, el riesgo de desarrollar melanoma de piel ha aumentado continuamente en las últimas décadas en todo el mundo occidental y ocurre cada vez más en la juventud. Es mucho más común en personas de piel clara y afecta un poco más a las mujeres que a los hombres.


¿Cuáles son las causas del melanoma?

El melanoma se forma cuando ocurre un error genético en las células que producen melanina, es decir, los melanocitos. Estas células están densamente presentes en los nevos de malanocitos de la piel, comúnmente denominados lunares, y, por razones que aún no se conocen del todo, pueden comenzar a proliferar de manera desordenada. Entre las causas que pueden empujar a un lunar a proliferar hacia el melanoma se encuentran la exposición al sol y las lámparas UV.

¿Cuáles son los síntomas del melanoma?

El melanoma puede desarrollarse en cualquier zona de la piel, con mayor probabilidad en las zonas más expuestas a la luz solar. Los melanomas pueden formarse tanto a partir de nevos (lunares) preexistentes como a partir de cero. Por esta razón, es recomendable realizar regularmente una autoinspección minuciosa de los lunares de la piel. La regla ABCDE es el primer paso hacia la prevención, ya que ayuda a distinguir un nevo de un melanoma:

  • Asimetría: los lunares son simétricos mientras que el melanoma es asimétrico.
  • Bordes irregulares: los bordes de un lunar son regulares, los de un melanoma son irregulares.
  • Color no homogéneo: los lunares tienen un color único y uniforme, mientras que el melanoma puede tener varios colores.
  • Diámetro superior a 6 mm: los lunares crecen hasta un diámetro de 6 mm. Los melanomas suelen medir más de 6 mm.
  • Evolución: el rápido crecimiento de cualquier lunar o mancha pigmentada debe llevar a la sospecha de un melanoma.

En caso de encontrar uno (o más) de estos signos, es recomendable consultar a su médico, quien puede sugerirle una visita dermatológica. Los melanomas que se desarrollan en el ojo suelen causar alteraciones visuales y se diagnostican fácilmente mediante un examen ocular.

Sin embargo, en casos más raros, el melanoma también puede desarrollarse en partes del cuerpo que no son muy visibles, por ejemplo, debajo de las uñas, dentro de la boca o en la mucosa digestiva, urinaria y genital. En estos casos es más difícil de diagnosticar, también porque es fácil confundirlo con otras patologías más comunes.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba