Cáncer colorrectal

¿Qué es el cáncer colorrectal?

El cáncer colorrectal es aquel que se origina en el colon o el recto. A estos cánceres también se les puede llamar cáncer de colon o cáncer de recto (rectal) dependiendo del lugar donde surjan. 

En general, el cáncer de colon comienza cuando las células sanas del colon desarrollan cambios (mutaciones) en su ADN. El ADN de una célula contiene instrucciones que le indican a la célula qué funciones realizar.

Las células sanas crecen y se dividen de manera ordenada para mantener el funcionamiento normal del cuerpo. Pero cuando el ADN de una célula se daña y se vuelve canceroso, las células continúan dividiéndose, incluso cuando no se necesitan nuevas células. A medida que las células se acumulan, forman un tumor.

¿Qué causa el cáncer colorrectal?

La mayoría de los cánceres colorrectales comienza como un crecimiento en el revestimiento interno del colon o del recto. Estos crecimientos son referidos como pólipos.

Algunos tipos de pólipos pueden convertirse en cáncer con el paso del tiempo (por lo general muchos años), pero no todos los pólipos se convierten en cáncer.

Existe mayor riesgo de padecerlo si:

  • Tienes más de 50 años
  • Eres de origen afroamericano o de Europa oriental
  • Consumes muchas carnes rojas o procesadas
  • Tienes pólipos colorrectales
  • Tiene antecedentes familiares de cáncer de colon
  • Tienes enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa)

Algunas enfermedades hereditarias también aumentan la probabilidad de sufrir cáncer colorrectal. Una de las más comunes se llama síndrome de Lynch.

En sentido general, dependiendo de tu alimentación tendrás menor o mayor riesgo de padecer esta condición, ya que puede estar asociada con una dieta rica en grasas, baja en fibra y un consumo alto de carnes rojas.

El consumo de tabaco y la ingestión de alcohol son otros factores de riesgo para el cáncer colorrectal.

¿Cómo identificar los síntomas?

Muchos casos de cáncer de colon no presentan síntomas. Si hay síntomas, lo siguiente puede indicar cáncer de colon:

  • Sensibilidad y dolor abdominal en la parte baja del abdomen
  • Sangrado rectal o sangre en las heces
  • Diarrea, estreñimiento u otros cambios en las deposiciones
  • Heces delgadas
  • Pérdida de peso sin ninguna razón conocida
  • Debilidad o fatiga

Tipos de cáncer en el colon y el recto

Los adenocarcinomas representan alrededor del 96% de los cánceres colorrectales. Estos cánceres se originan de las células que producen mucosidad para lubricar el interior del colon y del recto. Cuando los médicos hablan de cáncer colorrectal, casi siempre se refieren a este tipo de cáncer. Algunos subtipos de adenocarcinoma, como el adenocarcinoma con células en anillo de sello, pueden tener un peor pronóstico (perspectiva).

Otros tipos de tumores mucho menos comunes también pueden comenzar en el colon y en el recto. Entre estos se incluye:

  • Tumores carcinoides: Estos tumores se originan a partir de células especializadas productoras de hormonas en el intestino. Se describen con más detalle en el contenido (disponible en inglés) sobre tumores carcinoides gastrointestinales.
  • Los tumores estromales gastrointestinales que se originan de células especializadas de la pared del colon llamadas células intersticiales de Cajal. Algunos no son cancerosos (benignos). Estos pueden ser encontrados en cualquier parte del tracto digestivo, aunque no son comunes en el colon.
  • Los linfomas son tumores cancerosos en las células del sistema inmunológico. La mayoría se originan en los ganglios linfáticos, pero también pueden comenzar en el colon, el recto u otros órganos.
  • Los sarcomas pueden surgir de los vasos sanguíneos, así como de las capas musculares, u otros tejidos conectivos de la pared del colon y del recto.

¿Cómo prevenir el cáncer colorrectal?

Los médicos recomiendan que las personas con un riesgo promedio de padecer este tipo de cáncer consideren la posibilidad de hacerse una prueba de detección alrededor de los 50 años. Pero las personas con un mayor riesgo, como las que tienen antecedentes familiares de cáncer de colon, deben realizársela antes.

Cambios en el estilo de vida para reducir el riesgo de cáncer de colon

Puedes tomar medidas para reducir el riesgo de cáncer de colon haciendo cambios en tu vida cotidiana. Aqué te dejamos algunos consejos:

  • Consume una variedad de frutas, vegetales y cereales integrales; Las frutas, los vegetales y los cereales integrales contienen vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, los cuales pueden tener influencia en la prevención del cáncer. Elige una variedad de frutas y de vegetales, de manera que incorpores diversas vitaminas y nutrientes.
  • Si bebes alcohol, hazlo con moderación: Si eliges beber alcohol, limita la cantidad que bebes a no más de una copa al día en el caso de las mujeres y dos copas por día para los hombres.
  • Deja de fumar: Habla con tu médico sobre las maneras de dejar de hacerlo que podrían funcionar en tu caso.
  • Realiza ejercicios casi todos los días de la semana: Intenta hacer, al menos, 30 minutos de ejercicio casi todos los días. Es una práctica que favorecerá el estado de tu salud en general.
  • Mantén un peso saludable: Si necesitas bajar de peso, pregúntale al médico acerca de maneras saludables de lograr tu objetivo. Intenta bajar de peso lentamente al aumentar la cantidad de actividad física que realizas y al reducir la cantidad de calorías que comes.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba