Otros cánceres

Pacientes con síndromes mielodisplásicos: Cinco pasos para el cuidado de tu salud

Como en la mayoría de los casos, los pacientes de MDS quieren controlarse lo más posible. A continuación se ofrecen algunos consejos sobre los cinco pasos que debes seguir para desempeñar un papel activo en el cuidado de tu propia salud.

Encuentra un especialista en sangre con el que trabajar

Pide a tu médico o a tu compañía de seguros que te diga el nombre de un especialista llamado hematólogo u oncólogo.


Elige un médico con experiencia en MDS y problemas similares de médula ósea. Asegúrate de que el médico responda a las preguntas con claridad, explique todas las opciones de tratamiento, e involucre al paciente en la toma de decisiones.

Aprende lo más posible sobre los MDS y las posibles opciones de tratamiento

En BeHealth podrás encontrar mucha más información sobre estos síndromes y de forma gratuita.

Consulta a tu médico y a otros profesionales de la salud

Antes de hacer una cita con tu médico, toma nota de las preguntas que deseas hacer. Haz tantas preguntas como desees que te respondan. Si no estás seguro de entender la respuesta de tu médico, pide una explicación. Recuerda que el trabajo de tu médico es ayudar a tus pacientes.

Escribe tu información médica

Utiliza un bloc de notas para anotar las preguntas que le hagas a tu médico durante la visita.

Pídele a un familiar que te ayude a tomar notas. Guarda la información sobre tu salud en un ordenador o en un archivo. También puedes escribir
síntomas y detalles del tratamiento.

Elabora un plan de tratamiento con tu médico

Junto con tu doctor, encuentra el plan de tratamiento ideal para el tipo específico de MDS que estás sufriendo. Analicen todos los riesgos y beneficios de la terapia. De esta manera, puedes hacer una elección informada del tratamiento.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba