*Apoyado por Mieloma MúltipleCáncerCáncer Mieloma

Mieloma múltiple: conoce el cáncer sanguíneo que afecta los huesos

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer que se forma en un tipo de glóbulo blanco denominado célula plasmática, las cuales ayudan a combatir las infecciones mediante la fabricación de anticuerpos que reconocen y atacan los microorganismos.

De acuerdo a un informe desarrollado por el equipo médico de Mayo Clinic, el mieloma múltiple hace que las células cancerosas se acumulen en la médula ósea, donde desplazan a las células sanguíneas sanas. En lugar de producir anticuerpos útiles, las células cancerosas producen proteínas anormales que pueden provocar complicaciones

¡Alerta! Si presenta estos síntomas podría tener mieloma múltiple

  • Dolor en los huesos, especialmente en la columna vertebral o en el pecho
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Pérdida de apetito
  • Desorientación o confusión mental
  • Fatiga
  • Infecciones frecuentes
  • Adelgazamiento
  • Debilidad o entumecimiento en las piernas
  • Sed excesiva

Formas de diagnóstico del mieloma múltiple

Las pruebas y los procedimientos utilizados para diagnosticar el mieloma múltiple, según Mayo Clinic, son los siguientes:

  • Análisis de sangre: los análisis de laboratorio pueden revelar la presencia de proteínas M producidas por las células del mieloma. Otra proteína anormal producida por las células del mieloma, denominada beta-2-microglobulina, puede detectarse en la sangre y darle al médico indicios sobre lo agresivo que es el mieloma.
  • Análisis de orina: estos pueden indicar la presencia de proteínas M, que se conocen como «proteínas de Bence-Jones» cuando se detectan en la orina.
  • Examen de la médula ósea: el médico puede extraer una muestra de médula ósea a fin de realizar análisis de laboratorio. Para obtener la muestra, se introduce una aguja larga en la médula ósea (aspirado y biopsia de la médula ósea).
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes: pueden recomendarse pruebas de diagnóstico por imágenes para detectar problemas óseos asociados con el mieloma múltiple. Algunas de estas pruebas pueden ser radiografías, resonancias magnéticas, tomografías computarizadas o tomografías por emisión de positrones.

Alternativas más efectivas para tratar el mieloma múltiple

  • De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) existen siete tipos de tratamientos para los pacientes que padecen de mieloma múltiple:
  • Quimioterapia: es un tratamiento del cáncer en el que se usan medicamentos para interrumpir la formación de células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o al impedir su multiplicación. 
  • Terapia dirigida: para este tratamiento se utilizan medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar células cancerosas específicas sin dañar las células normales. 
  • Quimioterapia de dosis altas con trasplante de células madre: las dosis altas de quimioterapia se administran para destruir células cancerosas. Durante el tratamiento del cáncer, también se destruyen las células sanas, incluso las células formadoras de sangre. El trasplante de células madre es un tratamiento para reemplazar estas células formadoras de sangre.
  • Terapia biológica: se utilizan sustancias elaboradas por el cuerpo o producidas en un laboratorio para impulsar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. 
  • Radioterapia: es un tratamiento del cáncer en el que se usan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan.
  • Cirugía: en ocasiones se realiza una cirugía para extirpar el tumor. Una vez que el médico extirpa todo el cáncer visible en el momento de la cirugía, es posible que algunos pacientes reciban radioterapia después de la cirugía para eliminar cualquier célula cancerosa que quede.  
  • Espera cautelosa: la espera cautelosa es el control cuidadoso de la afección de un paciente sin administrar ningún tratamiento hasta que los signos o síntomas se presenten o cambien.

Si tiene mieloma múltiple pero no presenta ningún síntoma, es posible que no necesite tratamiento. Sin embargo, el médico controlará regularmente la afección para detectar signos de que la enfermedad está avanzando. 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba