*Apoyado por LeucemiaCánceresLeucemia

Leucemia: conoce cómo el tratamiento podría vencer el cáncer

BeHealth sigue avante con su especial educativo sobre leucemia y por eso, de la mano del Dr. Cristian Rodríguez Arocho, quien es hematólogo – oncólogo, te contaremos algunas de las opciones terapéuticas más comunes para esta condición, así como otros aspectos generales que debes tener en cuenta.

Opciones existentes y eficacia

El tratamiento para la leucemia depende de muchos factores. El médico determina tus opciones de tratamiento en función de tu edad y tu salud general, por esa razón, el especialista  Rodríguez explicó cómo se aplican las opciones dependiendo la fase de leucemia que se diagnostica. “La mayoría de las veces se diagnostica en fase crónica y existen drogas que se llaman inhibidores de la quinasa de tirosina”, expresó.

Asimismo, destacó los avances que la medicina oncológica ha traído consigo para tratar este tipo de patologías que, anualmente, reportan varios casos en las diferentes edades.

“Esta es de las pocas enfermedades que con una droga oral podemos bloquear la enfermedad, inclusive se puede curarla hasta cierto punto. Esas drogas pueden llevar una remisión tan profunda que hemos logrado hasta descontinuar el medicamento en ciertos pacientes”, subrayó.

De igual manera, aseguró que los pacientes a los que se les manifiesta la enfermedad en una etapa acelerada, la terapia suele responder de manera positiva, por lo que “pueden lograr tener una sobrevida similar a la población en comparación de la edad de ellos”, agregó y destacó:

“También podemos tener buenos resultados en aquellos pacientes que presentan una fase leucémica, que es por definición en más de 20 por ciento de blastos. A esos pacientes hay que darles una combinación de quimioterapia con la otra droga, que es el inhibidor de la tirosina y una posible evaluación para un trasplante de médula ósea”, ahondó.

Otros métodos

De acuerdo con MayoClinic, uno de los procedimientos más efectivos para tratar algunos de los tipos de leucemia es el trasplante de médula ósea, también llamado trasplante de célula madre, que “ayuda a restablecer las células madre sanas al reemplazar la médula ósea enferma con células madre libres de leucemia que regenerarán la médula ósea sana”, precisa el portal.

El doctor se refirió al tema y dijo que cuando el personal clínico sospecha “que la enfermedad no está respondiendo al tratamiento, ya sea porque ha progresado una leucemia o porque estamos buscando mutaciones, es importante ir a la médula ósea y buscar estas mutaciones para dirigir la terapia”, precisó.

“Es bien importante que el tratamiento sea guiado por un especialista en hematología para determinar en qué momento hay que hacer un trasplante de médula o necesariamente la podemos omitir y hacer una prueba de sangre”, anotó.

Diagnóstico: qué tan complejo es

Por lo general, puede que los médicos descubran la leucemia crónica en un análisis de sangre de rutina antes de que comiencen los síntomas. Según el hematólogo, la mitad de los pacientes diagnosticados, a los que llaman “de manera incidental”, son los que le consultan al doctor cuando evidencian “los glóbulos blancos elevados y entonces ahí empieza todo”, expresa el galeno.

“Empezamos a ver cuáles son los glóbulos blancos que tienen afectados, pueden presentar en una fase acelerada o fase leucémica. Entonces, ya ahí los pacientes pueden enfrentar síntomas como sangrados, infecciones, debilidad, el bazo puede estar agrandado y se pueden manifestar con pérdida de peso: comen y se llenan rápido. Son manifestaciones que pueden ocurrir como diagnóstico de leucemia”, advirtió.

Recomendaciones

El diagnóstico oportuno es el primer consejo que debes seguir, por esa razón, si presentas alguno de los siguientes síntomas, es mejor que acudas al médico para descartar que sea leucemia, otro tipo de cáncer o alguna patología que te pueda afectar. 

  • Fiebre o escalofríos
  • Fatiga persistente, debilidad
  • Infecciones frecuentes o graves
  • Pérdida de peso sin intentarlo
  • Ganglios linfáticos inflamados, agrandamiento del hígado o del bazo
  • Sangrado y formación de hematomas con facilidad
  • Sangrados nasales recurrentes
  • Pequeñas manchas rojas en la piel (petequia)
  • Hiperhidrosis, sobre todo por la noche
  • Dolor o sensibilidad en los huesos

Sin embargo, el doctor dejó en claro que “la mayoría de las veces los pacientes pueden llevar una vida totalmente normal” y explicó, a quienes ya recibieron un diagnóstico de leucemia, cómo afrontar la condición.

“Es cuestión de monitorear los posibles efectos secundarios de cada una de estas drogas (medicamentos), siguiendo con el hematólogo de rutina. También exhortamos a que los pacientes tengan sus vacunas al día, sabemos que estamos trabajando con la pandemia, por lo que es bien importante que estos pacientes reciban sus vacunas”, aconsejó el Dr. Rodríguez, quien instó a cumplir con los controles y tomarse a tiempo las medicinas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba