*Apoyado por LeucemiaLeucemia

Conozca cuál es la prevalencia en casos de leucemia en Puerto Rico

Desde el Centro Comprensivo del Cáncer se reunió BeHealth, de la mano de Lily García, para abordar sobre la leucemia en adultos y su actualidad en Puerto Rico. En entrevista con el doctor Alexis Cruz, hematólogo-oncólogo precisó:

«Según las últimas estadísticas del registro de cáncer de Puerto Rico, entre el 2012 y el 2016 se reportaron un poco más de 6000 casos de leucemia en pacientes adultos en la isla».

Y aunque se desconocen los tipos de leucemia, el doctor enfatizó en que la cifra se considera bastante alta.

«Cuando hablamos de leucemia, que es cuando una de las células de la sangre se transforma, y que puede estar en una etapa distinta de maduración; puede ser desde la cédula célula madre que está dentro de la médula ósea que se transforma y se convierte en una célula de cáncer como una de las células que están circulando también.  Eso depende del tipo de leucemia aguda o crónica», explicó

Hay cánceres de sangre como el linfoma, donde hay una transformación y la célula que se transforma es un linfocito maduro. En el caso del mieloma múltiple, la célula que se transforma es la célula plasmática. Cuando hablamos de leucemia, principalmente la transformación ocurre a nivel de la médula ósea.

Leucemia aguda vs. leucemia crónica

El especialista explicó que las leucemias agudas usualmente son más agresivas y tienen un curso más rápido,
cuando tenemos una leucemia aguda ya sea del tipo mieloide o linfoblástica ocurre en la médula ósea en la célula madre. Cundo esa célula madre se transforma es cuando tenemos una leucemia aguda.

Por otro lado, la leucemia crónica tiene un curso más leve o más indolente, una progresión más lenta y menos síntomas; incluso muchos pacientes se observan y no requieren tratamiento. «Aquí la transformación usualmente ocurre en una etapa donde las células están estamos maduras».

Por ejemplo, la leucemia crónica linfocítica ocurre en los linfocitos y la leucemia crónica mieloide ocurre en los glóbulos blancos.

«En Puerto Rico la leucemia más común en los adultos es la leucemia crónica linfocítica y la leucemia aguda más común en pacientes adultos es la leucemia aguda mieloide», explicó el Dr. Cruz

Diagnóstico de la leucemia

«Empezamos con algo tan sencillo como un CBC, muchas veces lo descubrimos por un paciente que se hizo un CBC de rutina o  para algún procedimiento y hay un cambio en las células de la sangre, principalmente los glóbulos blancos, los glóbulos rojos o las plaquetas», sentenció el galeno.

Los glóbulos blancos por lo general están altos porque estás células malignas van a ir multiplicándose al punto en que van a ver tantas células en la médula que pasan también al torrente sanguíneo. Según el doctor, hay casos donde la médula ósea ya está tan invadida  por estas células de cáncer que ya no está produciendo y esos paciente van a tener un conteo de glóbulos blancos bajitos. Además, usualmente la hemoglobina está baja, las plaquetas bajas, pero los glóbulos blancos pueden estar altos o bajos  dependiendo de la etapa de la enfermedad.

Síntomas de la leucemia

Pueden haber síntomas, precisó el doctor Cruz; un paciente con glóbulos blancos bajos puede tener infecciones recurrentes y un paciente con hemoglobina baja puede presentar fatiga, cansancio, dolor de pecho, dolor de cabeza  falta de aire, etc. Adicionalmente, un paciente con plaquetas bajas puede presentar un sangrado anormal, desde un sangrado en la nariz, en las encías, hasta un sangrado en la excreta.

«Esto puede aparecer con síntomas o puede aparecer por un CBC que se hizo el paciente. De ahí la importancia del seguimiento con su médico primario por lo menos una vez al año hacerse para estar pendiente», explicó.

Factores de riesgo

En el caso pediátrico, algunos síndromes pueden estar asociados a que el paciente desarrolle leucemia aguda en el futuro, pero en el paciente adulto usualmente no ocurre por cambios genéticos y sí hay factores de riesgo que son conocidos como la exposición a químicos inorgánicos, personas que trabajan con químicos, insecticidas, benceno,  pesticidas, se ha visto que eso puede causar cambios a nivel de la médula ósea forma en la célula en una célula maligna.

Lo otro es la exposición a la radiación, usualmente es un paciente que tuvo cáncer en el pasado y recibió radiación como parte de su tratamiento. También pacientes que reciben quimioterapia intravenosa, muy usada en los pacientes con cáncer de seno, puede tener un efecto en la médula ósea en un futuro puede también causar cambios en la genética que produzca este tipo de leucemia.

«Es importante cuando se ve algo anormal que el paciente se refiera a un hematólogo oncólogo y se lleve una evaluación inicial que va a incluir laboratorios pruebas de patología en la sangre. Pero el diagnóstico esencial se hace con una biopsia de médula ósea. Con anestesia local introducimos una aguja dentro del hueso dela cadera uno de los huesos que más concentración de médula ósea contiene y aspiramos para evaluarla con un patólogo».


Tratamientos de la leucemia

Para la leucemia crónica usualmente el tratamiento se hace de forma ambulatoria: son medicamentos orales y son tratamientos que tienen una mayor probabilidad de cura y menos efectos secundarios. Cuando hablamos de una leucemia aguda ya cambia, el paciente debe ser referido a un centro especializado.

El doctor explicó que en Puerto Rico los únicos dos hospitales que atienden este tipo de pacientes son el Hospital Municipal de San Juan y el Hospital Universitario de Adultos que quedan en el Centro Médico y tienen los expertos, equipos multidisciplinarios e instalaciones dedicadas al tratamiento de la leucemia aguda.

«El tratamiento consiste en una quimioterapia de alta intensidad. Nosotros le llamamos quimioterapia de inducción y lo que queremos es limpiar la médula, es una quimioterapia fuerte que baja los conteos y el paciente necesita transfusión. También necesita monitorearse para que no desarrolle una infección; una vez el paciente se recupera esa quimioterapia, hacemos una biopsia de médula para determinar si el paciente está en remisión».

Sin embargo la labor no culmina ahí, sino que se pasa a la fase de consolidación que es una quimioterapia adicional no tan fuerte como la de inducción pero cuyo propósito es limpiar un poco más, así que en caso de que quedaran algunas células malignas escondidas, eliminarlas por completo.

Adicional a ello, hay pacientes que tienen enfermedad de alto riesgo y deben ser referidos para un trasplante de médula ósea de donantes: «No son todos los pacientes, es una decisión que la toma el experto en leucemia basándose en las mutaciones que tenga la enfermedad del paciente».

En cuanto a la edad, precisó que no todos los pacientes toleran ese tratamiento, especialmente aquellos de más de 60 años, a los cuales no se recomienda una quimioterapia de inducción porque el riesgo es más alto que el beneficio. No obstante, contamos con nuevas terapias que no son tan intensas como la quimioterapia, son orales y han ayudado a que el paciente de más de 60 años con comorbilidades y problemas de salud pueda beneficiarse de un tratamiento de salud que logra controlar la leucemia sin los efectos secundarios de la quimioterapia.

«Los tratamientos de leucemia en los últimos 5 años han cambiado radicalmente por las nuevas drogas que han surgido y siguen surgiendo «, explicó.

Finalmente, sobre su labor como hematólogo-oncólogo confesó:

«Lamentablemente es una condición con una mortalidad bien alta. Estos pacientes se convierten en familia, pero cuando uno ve un paciente que se cura y logra volver a su vida normal, eso llena a uno y da fuerzas para seguir logrando que muchas más personas ganen la batalla».

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba