*Apoyado por LeucemiaCánceresLeucemia

 ABC de los cánceres sanguíneos, lo que debes saber

Las enfermedades de la sangre se ubican en diferentes categorías, sin embargo, la leucemia, un tipo de cáncer de la sangre que comienza en la médula ósea, el tejido blando que se encuentra en el centro de los huesos, donde se forman las células sanguíneas, llama mucho la atención de la parte clínica, debido a que es severa y su atención es considerada de emergencia.

“Los tratamientos son intensos, el equipo necesario para tratar a estas personas no está disponible en todas las áreas de Puerto Rico, y entonces urge agilizar el diagnóstico y canalizar al paciente a un cuidado adecuado”, destacó el Dr. Héctor Vélez, hematólogo-oncólogo.

Leucemias crónicas 

Son enfermedades de progresión más lenta que gracias a la tecnología y a la ciencia avanza en alternativas de tratamiento, que incluyen medicamentos muy simples como tabletas,capaces de ofrecer una gran mejoría y un control profundo de la enfermedad.

“Cuando los médicos hablamos de agudo y crónico, nos referimos al tiempo en el que la enfermedad se desarrolla. Lo que es agudo no existía y generalmente se desarrolla en pocos días o semanas y cuando es crónico, es algo que se viene desarrollando con síntomas muy pequeños o sin síntomas y tarda meses e incluso años en comprobarse por laboratorio que el paciente está enfermo o presenta la condición”, aseveró.

A su vez, el especialista destacó que muchos de los pacientes que tienen una enfermedad hematológica crónica, son vistos por meses por médicos que no se percatan de la condición, porque los cambios son muy sutiles y usualmente cuando se siente muy mal elpaciente, es cuando se descubren estas enfermedades.

Diagnóstico 

Las leucemias usualmente presentan una elevación en las células blancas,”las agudas suben súbitamente a niveles bien altos y las crónicas van aumentando poco a poco”, aclaró el Dr. Vélez.

Sin embargo explicó que no todos los que tienen las células blancas elevadas tienen leucemia, pero sí, son considerados como un posible signo de la presentación de la enfermedad.

Los análisis que arrojan resultados de hemoglobina baja y plaquetas,también pueden ser considerados para sospechar de una enfermedad hematológica.

Tratamiento

En las enfermedades de la sangre como las leucemias agudas y crónicas, no necesariamente debe existir un factor hereditario, aunque puede estar presente en algunos casos, 

De acuerdo con el especialista, la enfermedad si está asociada con exposición a radioterapia o quimioterapia, que en muchos casos, es empleada como opción de tratamiento de enfermedades previas.

“En la gran mayoría de los pacientes son cosas esporádicas que no podemos relacionar con un evento ni con un estilo de vida, por lo que el reto es estar pendiente a los síntomas y consultar”, aseguró.

Recomendaciones

  • Visitas periódicas al médico primario
  • Consulta con un hematólogo-oncólogo ante resultados irregulares

Asimismo, el oncólogo recomendó hacer caso a las señales del cuerpo y certificar el buen estado de salud a través de exámenes físicos y de laboratorio.

Otras condiciones de la sangre

Hemofilias

Condición hereditaria en la que la persona sangra de más y tiene dificultad para detener los sangrados que comúnmente se heredan de padres y madres a hijos.

Linfomas

Los linfomas son células que viven dentro de la médula ósea y se distribuyen por el cuerpo para mantener las defensas activas.

Al deteriorarse estas células, los ganglios se inflaman alojando la enfermedad de la sangre.

Existen 200 tipos de linfomas pero se clasifican como enfermedades que se alojan principalmente en los nódulos linfáticos.

Esta condición es mucho más común que las leucemias y tienen cura gracias a la tecnología, que en los últimos 10 o 15 años ha ofrecido a los pacientes una remisión muy larga.

“Ahora pensamos que usted no necesariamente tiene que curarse de cáncer para vivir saludable y sin síntomas. Lo que necesitamos es que ese tumor no crezca más, no le moleste y que usted pueda vivir saludable y en la oncología nos estamos moviendo hacia esa vertiente”, destacó. 

Los tratamientos de linfoma pueden incluir tabletas, quimioterapias o anticuerpos. Pero lo que no debería ser un tratamiento adecuado es una cirugía sino un tratamiento sistémico, en el que incluso se puede recurrir a la radioterapia que ha mostrado un gran impacto en la curación de pacientes con linfoma.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba