CuidadoresEstilo de vida

Consejos de salud mental para mejorar el impacto del cáncer

La enfermedad oncológica representa una experiencia vital dolorosa y traumática, que implica cambios significativos que implican no sólo al paciente individual, sino también a todo el sistema familiar que se mueve a su alrededor. De hecho, los acontecimientos que crean obstáculos y dificultades para la familia, y que por esta razón se consideran crisis reales, se producen a lo largo de todo su ciclo de vida, pero el de la enfermedad oncológica representa una experiencia extremadamente compleja de afrontar, que crea nuevos y a menudo inesperados desafíos.

El cáncer, más que cualquier otra enfermedad, exige un esfuerzo constante y repetido de adaptación por parte de la persona. De hecho, en cada etapa de la enfermedad, las reacciones psicológicas de una persona son el resultado de una compleja integración entre el recuerdo de experiencias pasadas, la percepción de la amenaza futura y los recursos disponibles.


Día del Cáncer de Pulmón y Salud Mental

Teniendo en cuenta el Día Internacional de Cáncer de Pulmón y además el impacto de esta enfermedad también en el aspecto psicológico, BeHealth decidió entrevistar al especialista Gilvic Carmona de Jesús, psicólogo en consejería y especialista en neurociencia del mindfulness.

El entrevistado explica la necesidad de “concientizarnos sobre cuáles son aspectos psicológicos relacionados no tan solo a recibir un diagnóstico de esta naturaleza, sino en el transcurso de la enfermedad”.

No es fácil lidiar con la enfermedad oncológica, la intervención y las terapias que siguen. El miedo y la angustia de la noticia de tener cáncer son reacciones naturales, pero ciertamente no fáciles de manejar

“Cuando recibimos un diagnóstico de esta naturaleza lo primero que tenemos en nuestra mente -por el estigma equivocado- es que nos vamos a morir”, refirió.

Ansiedad, depresión, miedo al futuro son algunas de las emociones más frecuentes entonces.

Etapas del proceso

Asimismo, Carmona aborda las fases existentes llamadas etapas de pérdida y duelo. No porque necesariamente perdamos algo sino porque emocionalmente nos afecta una experiencia de esta naturaleza.

“Y aunque no tiene el mismo orden en todas las personas el primero es el impacto donde se presenta la negación o shock”, planteó. En esta etapa la persona no cree que eso le esté pasando. Luego viene la etapa de la tristeza o depresión para posteriormente llegar a la negación.

“Hay otra etapa de ira donde reniego las experiencias que tengo y me pongo en una actitud. De igual forma nosotros pasamos a la última etapa: la aceptación”. Acá es cuando reconocemos la realidad tal cual es.

Importancia de la redes de apoyo

Ante un diagnóstico como este debemos hablar sobre las redes de apoyo. “Una de las personas de esta naturaleza necesita un grupo de personas que pueda acompañarlos a sus visitas médicas, que pueda estar allí en los momentos donde sus emociones no sean tan fuertes”.

De esta manera se puede desarrollar una serie de herramientas para levantar el ánimo ante una situación como esta.  Por otro lado, resalta el especialista Carmona que uno de los elementos a tener en cuenta es analizar cómo cambia la intimidad y su imagen corporal.

“Comenzamos a perder peso, con los tratamientos puede que nuestro cabello se caiga, no respondemos de igual manera en la sexualidad y nuestra pareja puede tener incluso miedo de hacernos daño ante una relación sexual; esto puede ser percibido como un rechazo”.

Adicionalmente, pueden aparecer síntomas que pudieran convertirse en un diagnóstico formal tanto de la depresión como de ansiedad.

“Por qué depresión? Porque a nosotros, como seres humanos, nos han enseñado a estar apegados a la vida. Porque perder o tener la posibilidad de cambiar de trabajo, de pensar que podemos dejar a nuestros seres queridos nos causa mucha depresión”.

Por otro lado, la ansiedad es resultado de la incertidumbre que se apropia de nosotros. “Nosotros no sabemos qué ocurrirá después”.

Finalmente, Gilvic Carmona compartió un mensaje de apoyo para todos los que están atravesando esta difícil situación:

“A pesar de que tengas un diagnóstico, de que conozcas un familiar con este diagnóstico, tienes que comprender que tú eres mucho más que tu enfermedad, muchos más que esas emociones. Quizás no has podido elegir el diagnóstico, pero sí puedes elegir la capacidad de cómo vas a interpretar ese sucedo. Aunque el cáncer decida tocar la puerta de tu vida, tu cuerpo, es tu decisión mantenerte en felicidad y estando sana y establemente.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba