Tratamientos

¿Cómo hacer frente a los efectos secundarios de la quimioterapia?

¿Cuáles son los efectos secundarios y cómo se pueden controlar?
Los efectos secundarios de la quimioterapia varían según los medicamentos utilizados, las dosis y el individuo.

La presencia o ausencia de efectos secundarios no está relacionada con la eficacia del tratamiento. El hecho de no tener efectos secundarios no significa que el tratamiento sea ineficaz. Por el contrario, el hecho de tener muchos efectos secundarios tampoco significa que sea particularmente activa.


Algunos efectos secundarios pueden limitarse o evitarse con tratamientos preventivos o consejos prácticos. Sin embargo, si se vuelven demasiado severos, el tratamiento puede ser modificado o interrumpido para permitir que el cuerpo se recupere. Por lo tanto, deben ser reportados al equipo médico.

A continuación se enumeran los efectos secundarios más comunes de los tratamientos de quimioterapia. Varían según el protocolo de tratamiento y la tolerancia de cada individuo.

Disminución de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas

Los medicamentos utilizados suelen ser agresivos para la médula ósea, el lugar donde se producen las células sanguíneas de forma permanente. Pueden causar:

  • Leucopenia: esta disminución conlleva un alto riesgo de infección, ya que las defensas del cuerpo están disminuidas.
  • Anemia: se manifiesta como palidez y fatiga que no disminuye con el descanso.
  • Trombocitopenia: aumenta el riesgo de moretones y hemorragias.

Consejos para reducir el riesgo de infección

  • Evitar los lugares concurridos, especialmente aquellos con enfermedades contagiosas.
  • Lavarse las manos a menudo (especialmente antes de cada comida y después de usar el baño).
  • No rascarse los granos o costras, no tirar de la piel alrededor de las uñas.
  • Usar una maquinilla de afeitar eléctrica para evitar los cortes.
  • Cuidar los dientes sin dañar las encías (cepillo de dientes suave, sin hilo dental)
  • Desinfectar cuidadosamente cualquier herida
  • Ducharse todos los días y secar tu piel suavemente
  • Cambiar las toallas diariamente

Náuseas, vómitos y falta de apetito

Las náuseas suelen comenzar por la noche o el día después de la infusión y no necesariamente van acompañadas de vómitos. El tratamiento se prescribe con mayor frecuencia antes o durante la quimioterapia para reducir el riesgo de este molesto efecto secundario. Estos medicamentos se llaman antieméticos.

Si tienes problemas digestivos, es necesario que hables con tu médico o un dietista. Intenta mantener una buena dieta tanto como sea posible.

Consejos

  • Favorecer los alimentos fríos o calientes que son menos olorosos que los alimentos calientes
  • Comer varias comidas pequeñas durante el día, lo que ayuda a la digestión
  • Evitar beber durante las comidas para evitar llenar el estómago con líquido
  • Comer despacio y mastica bien la comida
  • Evitar los olores molestos (tabaco, perfume, etc.)
  • Evitar los dulces, las comidas grasosas o fritas
  • Favorecer una dieta equilibrada y saludable

Fatiga

Aparte de la fatiga causada por la propia enfermedad, por la aprehensión de los exámenes o por los frecuentes viajes, la fatiga puede estar relacionada con la quimioterapia. Depende de la tolerancia al tratamiento, el número de ciclos de tratamiento o la duración del mismo y los efectos secundarios. De hecho, la anemia, la pérdida de apetito, las náuseas y los vómitos y la fiebre pueden contribuir a esta fatiga.

Algunos consejos:

  • Adapte las actividades según su nivel de energía.
  • Proporciona varios períodos cortos de descanso, en lugar de una larga siesta.
  • Mantén una buena noche de sueño
  • Concéntrate en las tareas importantes y no dudes en pedir apoyo
  • Para combatir esta fatiga, es beneficioso mantener una actividad física moderada

Caída del cabello

Este efecto secundario es común durante la quimioterapia. La pérdida de cabello, también conocida como alopecia, puede ser difícil de soportar porque es un signo concreto y visible de la enfermedad. A menudo es progresiva y temporal, y suele comenzar entre 15 días y 3 semanas después de la primera infusión. El cabello comienza a crecer de nuevo unas 6 a 8 semanas después de terminar el tratamiento. Las pestañas, las cejas, los pelos de la nariz y el vello púbico también pueden caerse temporalmente.

Algunos consejos:

  • Varios accesorios pueden ayudar a cubrir o enmascarar la pérdida de cabello: bufanda, turbante, sombrero, gorra, boina, peluca. Depende de cada paciente elegir la solución que mejor se adapte a su personalidad.
  • Si usas una peluca, es aconsejable elegirla antes de la caída del cabello.
  • Si hay pelo largo antes del tratamiento, también es aconsejable cortarlo cada vez más corto para acostumbrarse poco a poco a un peinado corto. Este es también una especie de paso intermedio para anticipar moralmente la pérdida de cabello.

Diarrea

Hay un riesgo de diarrea transitoria con algunos medicamentos. Si la diarrea persiste durante más de 24 horas, o está acompañada de calambres o fiebre, debe decírselo a su médico.

Aquí hay algunos consejos:

  • Consume una dieta baja en fibra, basada en arroz, pasta, patatas al vapor, plátanos maduros, compota, puré de patatas…
  • Come pequeñas porciones
  • Prueba con una dieta líquida para que sus intestinos descansen.

Lesiones de la boca

Las membranas mucosas de la boca son particularmente frágiles durante la quimioterapia. Algunas drogas pueden causar sequedad de boca, lo que puede conducir a la inflamación (también llamada mucositis), úlceras bucales, hongos y a veces dolor o cambios en el sabor.

Aquí hay algunos consejos:

  • Después de las comidas, haz los enjuagues bucales prescritos por el médico.
  • Asegura una buena higiene oral (cepillado cuidadoso de los dientes con un cepillo suave, cuidado de las dentaduras postizas).
  • Consume frecuentemente bebidas no carbonatadas y no alcohólicas
  • Chupa cubitos de hielo, agua, hielo y sorbetes, caramelos sin azúcar
  • Favorece los alimentos blandos o mixtos
  • Evita los alimentos y los jugos ácidos, así como los alimentos demasiado salados o picantes.

Trastornos de la piel, síndrome mano-pie

Algunos medicamentos pueden causar trastornos en la piel: enrojecimiento, manchas o sequedad.
Entre estos trastornos se encuentra el síndrome mano-pie, que se produce en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Se caracteriza por el enrojecimiento, la hinchazón, la sequedad o las ampollas.

Aquí hay algunos consejos:

  • Aplica regularmente una crema hidratante en la piel (después de lavarse con un jabón supergraso).
  • Usa ropa suelta y zapatos suaves
  • Evita la exposición de las manos y los pies al calor (sol, baños calientes, etc.).
  • Evita las actividades que causen roce de la piel o presión en las manos (jardinería, actividades domésticas, etc.).
  • Evita caminar y correr durante mucho tiempo si el síndrome mano-pie está presente.

Si, a pesar de la aplicación de estos consejos, la piel se pone roja o sensible, comunícalo al médico antes de que los síntomas empeoren. Los medicamentos para el dolor o la atención local pueden aliviar estos síntomas.

Cambios en el color y la fragilidad de las uñas

Las uñas se vuelven quebradizas, estriadas y onduladas, y a veces terminan cayéndose. Con el fin de limitar este fenómeno, el equipo de salud puede proponer el uso de guantes de enfriamiento.

Algunos consejos:

  • Usa zapatos cómodos y guantes protectores para la jardinería y las tareas domésticas.
  • Corta las uñas para evitar que se agrieten o se levanten.
  • Usa un esmalte de uñas a base de silicona para proteger las uñas.

Efecto sobre la sexualidad y la fertilidad

Es importante señalar que el sexo no es incompatible con el cáncer o la quimioterapia. Los efectos secundarios de la quimioterapia (fatiga, ansiedad) pueden influir en la sexualidad. Esta disminución de la libido varía de una pareja a otra.

La quimioterapia tiene efectos reales sobre la fertilidad. En las mujeres no menopáusicas se observa a menudo una ovulación y una menstruación irregulares o interrumpidas. La duración de esta perturbación es variable. En algunos casos, la menopausia (cese permanente de la menstruación) puede ser inducida por la quimioterapia, y este riesgo aumenta con la edad.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba